En un comunicado, la Junta ha indicado que "no es posible hacerlo en septiembre, como sucederá en otras Escuelas de Formación para el Empleo andaluzas, al ser necesaria la finalización de mejoras y obras de adecuación para la puesta en marcha del curso con totales garantías".

En el caso concreto de la Escuela de Cádiz, "se requiere también la contratación de más docentes", puesto que los dados de alta actualmente "no son suficientes para completar la plantilla requerida para esta formación".

Asimismo, ha apuntado que la integración de esta red de antiguos consorcios en el SAE dota a este personal de la consideración de empleados públicos, por lo que su selección y contrataciones tienen que seguir las pautas marcadas por el pertinente proceso administrativo.

En cuanto a la puesta al día de las infraestructuras de la Escuela, ha indicado que sigue su curso "según lo previsto". Así, actualmente se están poniendo en marcha servicios como el contrato de vigilancia, el de limpieza, control de plagas y legionella, mantenimiento de ascensores, conservación en frío, etcétera.

La formación que se imparta próximamente en la Escuela de Hostelería de Cádiz da continuidad a la impartida desde 1991 en el centro, con la mejora que supone articular la formación a través de certificados de profesionalidad, acreditables en el Sistema de la Formación Profesional, según ha destacado.

Ha recordado que las Escuelas de Formación, denominadas anteriormente Consorcios Escuela, se integraron en el Servicio Andaluz de Empleo en el marco del Decreto Ley 5/2015 y, en seis meses, la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio ha culminado el proceso de integración de diez centros, habiendo articulado la programación y la metodología para dar continuidad a la oferta formativa.

La oferta formativa de estos centros está dirigida prioritariamente a jóvenes desempleados. Como requisito, los aspirantes deben estar inscritos como demandantes de empleo en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE).