A la presentación han asistido representantes de compañías y asociaciones de las artes escénicas, de galerías de arte, de empresas de gestión cultural, de centro culturales, de museos, de grupos de folclore, de universidades y de asociaciones relacionadas con la cultura y el patrimonio, entre otros.

Este primer encuentro supone el inicio de un proceso de participación en el que todos los agentes y colectivos implicados podrán ofrecer sus sugerencias y opiniones para crear una Estrategia Cultural de Murcia fruto del consenso y el acuerdo, según han indicado fuentes municipales.

Pacheco ha explicado que "buscamos que este proyecto consiga que con el mismo el mayor número de vecinos se puedan reconocer e identificar ya que un buen proyecto capaz de generar ilusión y proponer un futuro viable es mucho más rentable".

El concejal ha comenzado su intervención indicando que "la cultura debe jugar un papel fundamental en situar la Huerta como futuro no como pasado, potenciándolo como el activo más importante de la ciudad del Segura".

Las diez líneas en las que se basará esta Estrategia de la Cultura del municipio de Murcia son: Potenciar la cultura como imagen de un modelo de desarrollo que apuesta por la sostenibilidad; favorecer dinámicas de identificación colectiva que nos ayuden a construir el presente y proyectarnos sobre el futuro y acercar y promover la cultura contemporánea a través de la creación, la experimentación y la investigación, de forma accesible y plural.

Además de impulsar la creatividad y la producción cultural como elementos de innovación y desarrollo económico, favoreciendo los procesos de profesionalización; diseñar una oferta cultural diversa y de calidad que atienda a todos los ciudadanos, a los diferentes grupos de edad y a todas las partes del territorio; y trabajar por superar los desequilibrios históricos de acceso a la cultura en la población del municipio y favorecer la participación ciudadana y fortalecer el tejido sociocultural del municipio.

A lo que se suma diseñar una política de equipamientos viable y sostenible que atienda a las singularidades del territorio y permita atender con la suficiente calidad y garantía las necesidades culturales de los ciudadanos; impulsar la participación de la iniciativa privada en apoyo a proyectos bajo procesos abiertos y transparentes, promoviendo igualmente el patrocinio o mecenazgo en aquellos programas que tengan un alto contenido de rentabilidad social y reorganizar la estructura municipal de la Concejalía de Cultura.