Se trata de un documento electrónico que tiene la misma validez que el entregado en papel y que puede ser solicitado desde la Secretaría Virtual de la ULE. Para ello, es preciso que el estudiante tenga una cuenta en la ULE y una vez dentro de la Secretaría Virtual se podrá obtener y descargar la tarjeta en unos segundos, para después sacar por la impresora todas las copias que se necesiten.

La tarjeta incorpora un código QR con todos los datos del alumno y sus calificaciones en la PAU, lo que le facilitará la presentación de esa documentación en los centros en los que deseen realizar su preinscripción o matrícula ya que no será necesario realizar una fotocopia de la tarjeta de notas para después compulsarla.

La vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la ULE, Ana Isabel García Pérez, se ha mostrado "muy satisfecha" con el trabajo realizado por los servicios de Gestión Académica e Informática y ha explicado que es "importante" simplificar los trámites burocráticos y hacer "más sencillo" a los alumnos el proceso de entrega de documentación.

"Además, el hecho de que nuestra universidad sea pionera en la implantación de este procedimiento es algo de lo que nos podemos sentir orgullosos", ha destacado.