Según reza en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el juez lo considera autor de un delito leve de maltrato animal, ya que el gato, tras estos hechos, resultó herido leve.

El animal fue rescatado por otro vecino, que lo llevó al veterinario, curándolo éste de las lesiones sufridas. Estos hechos ocurrieron en 2015 y el juez también lo condena a pagar 132 a este hombre por los gastos de la consulta veterinaria.