Alonso ha realizado estas declaraciones a preguntas de los periodistas durante la visita que ha realizado junto a la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, al Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía de Genómica e Investigación Oncológica (Genyo) en el marco de los proyectos comunes que sobre memoria democrática mantienen ambos departamentos.

El consejero ha opinado que en esta primera semana no puede hablarse de "colapso" en el área de Urgencias del nuevo hospital, sino de una "frecuenciación alta" y, aunque se ha registrado más actividad de la esperada, "se ha resuelto de forma satisfactoria", ha subrayado.

También ha hecho hincapié en que son estas primeras fechas de funcionamiento las que servirán para conseguir "un engranaje perfecto" en un centro de más de 160.000 metros cuadrados y con unas instalaciones muy complejas.

Ha defendido, de hecho, que "es cuando se empieza a trabajar, cuando se ve qué puede corregirse y mejorar", por lo que estos dos primeros meses de funcionamiento, en los que bajará la actividad por el verano, permitirán trabajar en este sentido, "adaptando algunos circuitos que sobre el papel funcionaban bien" de forma que el sistema funcione como "un reloj suizo".