De este modo, la tasa de operaciones de compraventa por cada cien mil habitantes alcanzó las 95, nueve puntos menos que la media estatal. En la Comunidad Autónoma Vasca, se incrementó tanto la compraventa de vivienda nueva como usada. En concreto, se realizaron 1.253 operaciones de vivienda de segunda mano, un 30,6% más que hace un año, mientras que las compraventas de vivienda nueva se elevaron a 390, un 50% que en mayo de 2015.

La mayoría de las operaciones se desarrollaron en el mercado de vivienda libre, un total de 1.419, con un aumento del 40,4% en términos interanuales. Las 224 restantes se efectuaron en el mercado de vivienda protegida, con un incremento del 7,17%.