Así lo ha indicado a Europa Press Manuel Prieto, quien destaca que el informe de la Agencia Ferroviaria Europea "deja en muy mal lugar a las autoridades españolas" ante la falta de neutralidad de las investigaciones, porque "han pasado de todo" y "no se investigó de verdad".

La Audiencia Provincial de A Coruña ordenó en mayo reabrir la instrucción que investiga las causas del accidente del tren Alvia -que supuso 80 muertes y más de un centenar de heridos el 24 de julio de 2013 en el barrio compostelano de Angrois- en contra de la decisión del juez, Andrés Lago, que el pasado octubre cerró la investigación judicial con el maquinista, Francisco Garzón, como único imputado.

Por ello, ahora el abogado del maquinista, al igual que prevén hacer las víctimas, aportará este informe a la causa, pues "ratifica lo que todas las partes defendían menos el juez y el fiscal", y que ahora la Audiencia manda investigar de nuevo, como son las causas más allá del error humano, de forma que "no se evaluaron" los riesgos que existían.

Así, considera que con este informe se incide en que no se investigó el "riesgo intolerable" que existía en la curva de A Grandeira, y que un error humano "no puede ser que no esté cubierto por tecnología" que lo impida.