Colom es director del curso 'Riesgos y amenazas en el ciberespacio', que se imparte en el marco de la XIV edición de los cursos de verano de la UPO celebra en la localidad sevillana de Carmona. El experto ha mostrado la importancia de la materia ya que "para minimizar amenazas, la ciberinteligencia pública y privada se ha convertido en clave". "Los Estados, las empresas y los ciudadanos están afectados por ella", ha dicho.

"En la actualidad, el ciberespacio se usa como arma, como elemento para realizar acciones militares. Los estados lo usan para proyectar el poder, apoyar las acciones militares, disuadir y saber más sobre otros estados, lo que les permite anteponerse o prever lo que pueda pasar", ha afirmado Colom.

En el caso español, la pertenencia a la OTAN y la Unión Europea le ha permitido establecer medidas y protocolos de seguridad compatibles con el de sus aliados aunque, según señala, "quizás ha entrado demasiado tarde, ya que hay países que han comprendido la importancia estratégica del ciberespacio y, por ende, lo han priorizado políticamente, han invertido más recursos y avanzado mucho más". En cualquier caso, considera que se han realizado mucho avances, como la aprobación de la Estrategia Española de CiberSeguridad.

El ámbito económico tampoco es ajeno a la ciberseguridad y el ciberespionaje y "las empresas quieren saber lo que hacen sus competidores y, pudiendo utilizar técnicas pasivas e incluso intrusivas, pueden obtener información de sus competidores", afirma el profesor de la UPO.

Asimismo, "las empresas quieren conocer los intereses y los distintos patrones de los consumidores, como por ejemplo Google que, más que ser un indexador, obtiene mucha información de nuestras búsquedas que permite perfilar los intereses de los consumidores".

Por otro lado, Colom recomienda controlar en casa el uso que los menores hacen de Internet, "porque muchas de las personas que están en el ciberespacio no son tales" y advierte de que un país o una organización "pueden haber invertido muchísimo en seguridad, pero siempre se pueden superar sus defensas, bien por capacidades o por descuidos".