Ha hecho notar que Aragón es una comunidad "altamente endeudada", por lo que "no puede ser que el Gobierno salga dándose una nota de sobresaliente".

"Seguimos teniendo los problemas que, ayer, Lambán dijo que estaban solucionados", ha dicho Gaspar, en alusión a los colapsos en urgencias, las "largas" listas de espera, la falta de presupuesto de los institutos públicos, aseverando que "desde luego, eso no es haber recuperado la calidad de los servicios sociales".

Gaspar ha indicado que los aragoneses son de los que más impuestos pagan "gracias a la subida impositiva acordada por el Gobierno actual junto a sus socios de investidura", en alusión a Podemos.

"Empezamos a notar que Lambán tiene el síndrome del Pignatelli", en el sentido de que "todo lo que hace está bien hecho" y lo que está mal lo atribuye a la "herencia" del anterior Ejecutivo o a la acción del Gobierno de España.