El homenaje ha tenido lugar como cada año ante el monolito en su recuerdo, en la avenida Roncesvalles, y ha contado con la asistencia de la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno de Navarra, Ana Ollo, el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, y varios concejales del Consistorio pamplonés.

En el acto, en el que se ha realizado una ofrenda floral y ha habido actuaciones musicales, se ha dado lectura a un comunicado en el que la plataforma 'Sanfermines 78 Gogoan', que organiza el homenaje, ha remarcado que "son ya 38 años desde aquellos Sanfermines de 1978 y 80 desde el genocidio del 36, largas décadas sin verdad, justicia, ni reparación".

"¿Cabe mayor descalificación moral y democrática para un Estado que aún no ha zanjado cuentas con semejante pasado", se han preguntado, para destacar, frente a ello, el trabajo del "movimiento por la recuperación de la memoria histórica que está abriendo puertas a un futuro en el que pronto será realidad esa verdad, justicia y reparación negadas".

En este sentido, la plataforma ha puesto en valor que el Ayuntamiento de Pamplona "ha sido el primero en el Estado que ha aprobado presentar una querella por los crímenes del franquismo" y ha considerado que "la impunidad del franquismo tiene ya las horas contadas". "Pero el último empujón lo debemos dar entre todas y todos", han subrayado.

Asimismo, desde el colectivo han resaltado que no hay que "mirar sólo hacia atrás, hacia ese pasado silenciado" y que "la exigencia de verdad, justicia y reparación va hoy de la mano de la lucha contra la ley mordaza, contra la represión de las actividades sindicales y sociales, y contra la impunidad de la tortura policial condenada por los tribunales europeos".

"Nuestro empeño por recuperar la memoria histórica es, por ello, un empeño por construir un futuro pleno en libertad, democracia y derechos humanos", han concluido.