El portavoz del Partido Popular en Pola de Gordón, Francisco Castañón, ha anunciado este viernes que su partido no tiene "ansiedad, prisa ni ganas ni nada por intentar tocar poder", por lo que ha asegurado que no hay maniobras por intentar hacerse con la Alcaldía.

En el caso de que por "imperativo legal" sea el PP el encargado de gobernar ha asegurado que lo harían "con toda la responsabilidad y honradez" por respeto a los ciudadanos que les han votado.

Castañón ha querido dejar claro que, a pesar de no querer entrar en la decisión de Lorenzana "desde el punto de vista personal", es necesario hacerlo debido a la situación de "inestabilidad y desgobierno" que se ha producido en la localidad.

Por ello, ha recalcado que quienes deben ofrecer una solución son "quienes obtuvieron la mayoría mediante pacto", es decir, Izquierda Unida y el Partido Socialista.

La dimisión de Juan Carlos Lorenzana hace un mes fue secundada por otros dos ediles de Izquierda unida, José Antonio Alonso y Bárbara Alonso, pero no lo hizo la número dos de la lista, Leticia Cervantes, que será quien se postule como candidata en la elección que se celebrará en pleno a las 17.30 horas del lunes.

Sin embargo, los cuatro concejales de Izquierda Unidas estaban apoyados por dos del Partido Socialista, quienes aún no han dejado clara su postura respecto a la elección de un nuevo alcalde. Por ello, llegado el momento si la candidata de Izquierda Unida no obtiene mayoría absoluta, deberá gobernar la lista más votada, que en este caso fue el Partido Popular.