La sede de Santiago de Cáritas ha acogido la presentación de los resultados de las cuentas de la entidad de 2015, de las que se extrae que la entidad ha aumentado los fondos destinados a vivienda, salud y educación en un 9 por ciento, mientras que ha atendido a unas "20.000 personas menos" que en 2014.

Así lo ha comunicado este viernes en rueda de prensa el director diocesano de la sede de Cáritas en Santiago, José Anuncio Mouriño, quien ha achacado el descenso de personas atendidas a que, en 2014, se contabilizaron los "atendidos en parroquias" además de aquellos que recibieron atención en el centro de la capital gallega.

Al respecto, ha afirmado que, como consecuencia, los datos anteriores no eran "reales", pero ha asegurado que, tras un "ajuste", se han "clarificado los números". También ha indicado que la mayor parte de las ayudas han estado destinadas a la alimentación, alquileres y servicios, en ese orden. Además, este año se ha atendido a "más de 53.000 personas", de las que el 56 por ciento han sido mujeres.

Asimismo, en relación a las características de los atendidos, ha explicado que se ha incrementado la "cronicidad de la pobreza", es decir, el número de personas que han estado más de tres años en esta situación. El número de personas analfabetas en situación de pobreza también ha aumentado, en concreto en un 0,7 por ciento, según datos de la entidad.

FORMACIÓN

Por esta razón, Cáritas ha destinado 200.000 euros a actividades de formación, que han permitido que un 38 por ciento de los participantes hayan conseguido un empleo. El director diocesano ha valorado los resultados, aunque ha reconocido que muchos de los trabajos han sido de corta duración.

José Anuncio Mouriño también ha indicado que, en 2015, el número de socios ha descendido un 2 por ciento, el importe de las colectas, un 18, y los donativos procedentes de herencias, un 43 por ciento. En relación a estos datos, ha indicado que los miembros de la entidad entienden que, dado que las donaciones "aumentaron durante la crisis", se entiende que se debe a que la situación ha mejorado.

Asimismo, ha subrayado que los fondos procedentes de la Administración pública a través del IRPF y otras colaboraciones ascienden al 33 por ciento, lo que, en su opinión, evidencia que Cáritas "no depende de ningún gobierno", sino de la colaboración de la sociedad.

NUEVO CENTRO VIEIRO

En relación al nuevo centro Vieiro de la ciudad, el director diocesano ha avanzado que se situará en la calle Carretas, en parte de los edificios del centro internacional de peregrinos, aunque los edificios no estarán comunicados. Las obras durarán en torno a "unos ocho meses", por lo que estará disponible entre "marzo y abril" de 2017.

El centro, al que la entidad ha destinado 377.000 euros, tendrá aforo para unas 40 personas y sustituirá al actual, ubicado en la Rúa da Costa Vella. En el nuevo establecimiento se dará el desayuno y la merienda a personas con dificultades económicas, que también podrán disfrutar de una zona de ocio y ducharse en este centro de día. Además, en el caso de las familias con niños, se tratará de llevar la comida al domicilio familiar.

Por otra parte, ha explicado, sobre la iniciativa impulsada para recabar ropa usada y luego venderla en tiendas propias con personal contratado que responda a perfiles de exclusión social, que próximamente abrirán el local de A Coruña y, a partir del mes de septiembre, se esperan las de Pontevedra y Santiago.

Además, ha indicado que Cáritas se encuentra en negociaciones con distintos ayuntamientos para poder colocar más contenedores de ropa con este fin, al que la entidad ha destinado 200.000 euros. Se trata de una iniciativa que ha permitido "contratar a ocho personas" en situación de exclusión social, a las que se sumarán cuatro más gracias a un convenio con la Fundación LaCaixa.