Así lo ha manifestado en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, que este viernes se ha celebrado en Torrevieja, al ser preguntada por los 30,2 millones de euros que la Comisión Europea exige devolver, al considerar que los avales públicos que concedió el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) a estos clubes les dieron una ventaja económica frente a otros equipos.

Oltra ha evitado pronunciarse sobre la cuantía económica de la multa pero sí ha querido hablar sobre su "evitabilidad" y en este sentido ha apuntado que "si hubiéramos tenido un antiguo gobierno que no hubiera mentido la pata y la mano hasta los límites que se metieron probablemente no tendríamos que pagar ninguna multa, cosa que estaría mucho mejor".

Como accionista del Valencia CF, la portavoz del Consell ha lamentado haber llegado a esta situación "por una muy mala gestión del antiguo Gobierno" y que "forma parte de la ruina en diferido que nos afecta todos los valencianos".

Así, ha manifestado que, como accionista del Valencia, le resulta "igual de doloroso que al resto de aficionados", mientras que como vicepresidenta del Consell, su deber es "garantizar que el dinero público se usa para fines legales y de interés general", tanto para la gente que le gusta el fútbol como la que no le gusta, por lo que su objetivo será "recuperar hasta el último céntimos público en esta cuestión, que es de todos los valencianos, de los que son futboleros y los que no porque hay muchas necesidades de servicios básicos que cumplir".