Según ha informado el Instituto Armado, la ropa fue hallada al inspeccionar aleatoriamente la mercancía que transportaban los vehículos que se dirigían al mercadillo, encontrando en dos de ellos 216 y 212 prendas de ropa con marcas supuestamente falsificadas.

Los propietarios de estas prendas, ambos originarios de Senegal y con residencia en Pontevedra, no pudieron acreditar su procedencia ni si tenían autorización de venta por parte de las marcas, por lo que se les incautó la ropa, cuyo valor se estima que supera los 20.000 euros.

Estas dos personas fueron citadas en calidad de investigadas como presuntas autoras de sendos delitos contra la propiedad industrial, y las diligencias instruidas sobre estos hechos fueron puestas a disposición de la autoridad judicial.

Este operativo se enmarca en las actuaciones que realiza la Guardia Civil para erradicar la venta y distribución de ropa falsificada en los mercadillos de la provincia de Pontevedra. En este marco, el pasado jueves se incautaron en Vilagarcía de Arousa otras 428 prendas supuestamente falsificadas.