Agentes de Tráfico de la Policía Foral de Navarra han rescatado este viernes a dos niños de corta edad que habían quedado encerrados de manera fortuita en el coche de su madre. Para acceder a ellos han tenido que romper la ventana del vehículo.

Los hechos han ocurrido en el parking de un establecimiento del polígono de los Agustinos, cuando una madre, vecina de Pamplona, se ha dirigido con urgencia a los patrulleros para informarles de que sus hijos estaban dentro del coche y la llave dentro. Uno de ellos lloraba porque el calor le afectaba directamente.

La madre ha explicado a los agentes que iba a hacer un recado de corta duración, cuando se vio sorprendida por un cierre fortuito del vehículo, quedando las llaves a la vista en el asiento, ha explicado la Policía Foral en un comunicado.

Ante la imposibilidad en el tiempo de obtener otro juego de llaves los policías forales optaron por utilizar una barra de uñas que forma parte de la dotación para romper la ventanilla, abrir la puerta y poder acceder a las llaves.

Los niños no sufrieron daños y tras el susto pudieron irse con su madre.