En este sentido, asegura que una ciudad como Sevilla "no necesita para ser reconocida como destino turístico de primer nivel de la fugaz visita del gendarme de la oligarquía mundial". "No le hace falta", sentencia, tras lamentar el "vasallaje y la adulación servil de las fuerzas vivas de la ciudad" al líder estadounidense.

Tras mostrar su rechazo a la visita de Obama, ha incidido en que "si hay un mapa, o mejor dicho una diana, en la que nos puede colocar este acontecimiento es en el de los objetivos del terrorismo internacional", según señala en 'Tu voz, tu gente'.

Asegura que Obama no viene a España en viaje cultural o turístico, sino "como presidente y jefe supremo del ejército de Estados Unidos con el propósito de inspeccionar la operatividad de las bases militares norteamericanas de Rota y Morón, desde donde diariamente salen bombas para perpetrar masacres y matar a gente en otras partes del mundo".

A esto suma, su objetivo de "presionar" al Estado español para que firme el TTIP, el tratado trasatlántico entre la Unión Europea y EEUU, que, "si sale adelante, recortará más los derechos económicos, sociales, ambientales y culturales, anulará la ya escasa soberanía política de los pueblos y acentuará el dominio de las corporaciones transnacionales sobre nuestras vidas".