El Gobierno de Cantabria destinará 1,4 millones de euros a la carretera entre Ajo y Güemes. Así lo ha anunciado este viernes el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, que ha presentado el proyecto de acondicionamiento de la plataforma de la

CA-445.

Supondrá una inversión de 1.389.715 euros, incluyendo el valor de las expropiaciones y de los servicios afectados, y el plazo de ejecución será de 12 meses. El consejero espera que se pueda licitar el proyecto "próximamente" y que las obras empiecen el año que viene, en el primer trimestre.

Mazón ha asegurado que este proyecto "se abordó hace ya dos legislaturas", ya que es "prioritario", pero "se abandonó" al comienzo de la pasada.

Según ha dicho, se trata de una carretera "muy necesaria", y cuya reparación es "una de las más urgentes" dentro de la Red de Carreteras Autonómicas. De hecho, ha afirmado que Ajo-Güemes es una de las "asignaturas pendientes" en este ámbito.

"Se trata de un proyecto importante porque estamos hablando de una inversión aproximada de 1.400.000 euros para 2,200 kilómetros", ha remarcado el consejero, que ha estado acompañado en el acto por el director de obras públicas, José Luís Gochicoa; el alcalde de Bareyo, José de la Hoz, y diversos miembros de la Corporación municipal y de la Consejería.

Mazón ha indicado que su departamento cuenta con "poco presupuesto" este ejercicio y el próximo, por lo que actuaciones como ésta suponen una "inversión importante".

Por su parte, el regidor municipal ha agradecido al Gobierno, y en especial al consejero, que ha "hecho posible" esta iniciativa.

"Ahora es una carretera casi de montaña, con arbolado a ambos lados y en una zona muy sombría. El firme está en muy mal estado y esto ya era necesario y urgente", ha comentado el regidor.

PROYECTO

El proyecto prevé la mejora sustancial de uno de los itinerarios de accesos a la costa más importantes de la zona. Con esta obra, la plataforma alcanzará los 5,50 metros de anchura, así como la mejora de la intersección con la CA-447, del drenaje longitudinal y transversal, el refuerzo del firme y de la señalización horizontal, vertical, balizamiento y sistemas de contención de vehículos.

En general, se mantiene el trazado de la carretera aprovechándose "al máximo" la plataforma y realizando mejoras puntuales en aquellos puntos en los que es más sinuoso y mejorando el radio de las curvas.

Para la contención de tierras en zonas de desmonte y para el sostenimiento de la plataforma se prevé construir muros de escollera.

También se llevará a cabo la ampliación del puente que cruza un arroyo para dotarlo de la anchura suficiente para permitir el cruce de dos vehículos y albergar los pretiles que deben disponerse en este tipo de estructuras.

El proyecto incluye también la restauración paisajística del entorno de la obra mediante hidrosiembras y plantaciones, con recuperación ambiental de los tramos de carretera que quedan en desuso.

ALUMBRADO EN CUBERRIS

Además, este mediodía se ha inaugurado la red de alumbrado instalada en la carretera que da acceso a la playa de Cuberris, en la que Obras Públicas ha invertido 25.937,35 euros.

Esta actuación ha supuesto la instalación de 21 puntos de luz estilo marinero que están formados por columnas de 4,5 metros de altura en tres tramos de diferentes materiales, fundición de hierro gris, acero electrocincado y un último brazo curvo de fundición de aluminio del que cuelga la luminaria estilo pescador.

Estas luminarias son de tipología Led. La alimentación de estos puntos de luz se ha realizado con 690 metros de cable de cobre que servirá, además, para alimentar a otros ya existentes con el fin de descargar el cuadro ubicado en el centro del pueblo. Se han instalado también la adecuada protección del cable y las correspondientes picas de acero cobrizazo.