Así, Eiros ha defendido que es necesario "hacer ajustes y llegar a acuerdos", así como "cuidar los dos grandes ejes" del sector sanitario: al ciudadano "aunque es imposible llegar al infinito en prestaciones" y al profesional médico "con motivación e incentivos".

En este sentido, ha reconocido que los facultativos "en general" sienten "desencanto y desasosiego", tal y como ha señalado durante su intervención en una mesa redonda de la jornada de clausura de las 'Jornadas sobre innovación en los sistemas sanitarios', celebradas en los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en la que también ha destacado que regresa a su plaza como médico microbiólogo y abandona su labor política.

Además de abogar por mantener "el rigor en lo público con transparencia", Eiros ha reivindicado que se debe ser consciente de que España cuenta con un sistema sanitario "que se encuentra entre los mejores del mundo".

"Se trata de actuar con sensatez, juicio y raciocinio", ha dicho, así como de "detectar las ineficiencias y "aprender de los errores", según informa la UIMP en un comunicado.

Por su parte, Martínez Olmos sostiene que se debe contribuir al pacto de una financiación "suficiente" para "asegurar la equidad, con una igualdad real respecto a los problemas financieros que existen entre las diferentes comunidades autónomas".

De esta forma, ha apuntado que "la equidad entre regiones es vital" y que la innovación tiene que entrar "de forma inmediata para resolver los problemas". Al tiempo que considera que el sector sanitarios tiene grupos de interés "con inclinaciones contradictorias al interés general".

En su turno de palabra, Álvarez ha destacado que hace falta mantener "un pacto entre regiones" basado en la "confianza" entre los agentes externos y las fuerzas políticas y que, en su opinión, en la Sanidad española "se percibe una sensación de debacle por intereses".

Asimismo, ha pedido "rescatar el fondo de cohesión" para lograr la equidad de los presupuestos y ha alertado de que "las diferencias sustanciales son preocupantes". Por ello, ha añadido que es necesario un pacto de Estado "transparente, consensuado y la cohesión territorial".

Según ha añadido, "no puede haber tanta diferente entre las comunidades a la hora de financiar fármacos oncológicos o anticoagulantes". "Debe haber uniformidad farmacéutica", ha concluido.