En un comunicado, Cortés, quien ha calificado la actuación de la Junta de Andalucía "como la de Chiquito de la Calzada, al decir un día que investigaría y al siguiente que no lo haría", ha afirmado que "nos encontramos ante un caso grave e irregular y, por ello, desde IU consideramos que es más que necesaria una investigación profunda sobre el mismo por parte de la Junta de Andalucía".

En este sentido, Cortés considera "una vergüenza" e "impresentable" que la Junta "renuncie a abrir una investigación", después de que "el delegado territorial de Economía se comprometió a ello y, además, a escuchar a las personas que estaban realizando estas denuncias".

A juicio de Cortés, "los andaluces nos merecemos un buen gobierno y una buena administración, que vele por el dinero público. Por ello, no es tolerable que, ante semejantes denuncias, la Administración mire hacia otro lado".

Para IU, "lo que esto pone de manifiesto es que el PSOE y el Gobierno andaluz sigue siendo fuerte con los débiles y débil con los poderosos. No es de recibo que a personas que se encuentran en situación de desempleo y de especial dificultad se les plantee, desde la administración autonómica, que lo que tienen que hacer es irse a Magistratura de Trabajo si consideran que se han podido ver lesionados sus derechos".

"Eso, desde luego -ha concluido Cortés-, no es un buen gobierno ni una buena administración, ni un Gobierno andaluz que proteja y defienda a personas que se pueden encontrar en situaciones vulnerables y que ven sus derechos presuntamente pisoteados".