Un grupo de personas vinculadas al nacionalismo, entre ellas cargos del BNG como las diputadas Carme Adán y Tereixa Paz y la portavoz del BNG en Bruselas, Ana Miranda, intentan un nuevo giro para las elecciones autonómicas de este año. Así, han redactado un nuevo documento bajo la denominación 'Llamamiento de Vidán', que busca una visión diferente a la que actualmente tiene la formación frentista.

La XV Asamblea del BNG aprobó el pasado mes de febrero su hoja de ruta para las elecciones autonómicas en la que, con la mirada puesta en ampliar el proyecto nacionalista, excluye cualquier alianza previa con fuerzas como Esquerda Unida y Podemos. Estas dos formaciones han participado en las mareas al igual que Anova, el partido que lidera Xosé Manuel Beiras y que se fundó después de la escisión de los 'irmandiños' del BNG en 2012, tras la asamblea de Amio.

En el manifiesto de Vidán, además de nombres vinculados al BNG, como su exportavoz nacional, Xavier Vence, y la profesora universitaria Alba Nogueira y, ambos defendieron, al igual que las dos diputadas mencionadas y Ana Miranda sendos votos particulares y un texto de común acuerdo, alternativo a la línea oficial que finalmente triunfó en la asamblea, y en la que se abogaba por explorar acuerdos con las mareas.

Sin embargo, en los últimos días, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, se ha reafirmado en el polo nacionalista y las críticas a En Marea, más visibles en la reciente campaña electoral, han sido constantes con acusaciones de no defender los intereses de Galicia en Madrid.

DÍA DA PATRIA

En este escenario se fraguó este manifiesto, que se da a conocer ahora que ha terminado el verano y con la mirada puesta también en el próximo 25 de julio, después de que el pasado año fuese posible una convocatoria conjunta el Día da Patria, en el que confluyeron todas las fuerzas nacionalistas y también asistieron agentes sociales y políticos como Esquerda Unida en un recorrido que habitualmente copaba el BNG.

Sin embargo, el contexto actual ha variado con respecto al año pasado, toda vez que la próxima contienda electoral está próxima y la dirección del BNG quiere diferenciar una "alternativa nacionalista" en las próximas elecciones autonómicas, a lo que hay que sumar que las fuerzas políticas han estado centradas en las generales de junio y que no hay ninguna plataforma, como en 2015, que haya apostado por repetir la fórmula del año pasado.

En este sentido, el llamamiento hecho por este grupo de militantes y personas de la órbita nacionalista, en la que están también personas que se fueron desvinculando de la militancia de diferentes organizaciones de este ámbito, hace una apelación a una "celebración conjunta del 25 de julio, dirigida a todos los gallegos, galleguistas y nacionalistas, para que en esa fecha se concrete una convocatoria fraterna, siguiendo el precedente" de 2015. Podría darse un acto conjunto sin que fuese la habitual manifestación que se celebra ese día.

LLAMAMIENTO DE VIDÁN

Este grupo de personas que firman el 'Llamamiento de Vidán', al que da el nombre el lugar donde se han reunido, concluye que el nacionalismo gallego, después del 26 de junio (cosechó menos de 50.000 votos), "se encuentra en una encrucijada" caracterizada por la "decadencia electoral del BNG y de la dificultad de otras alternativas políticas formadas por nacionalistas y de izquierda para representar apropiadamente los intereses de Galicia", una de las "causas probables de la decadencia acusada por esta nueva alternativa en las últimas elecciones generales".

Esta situación "amenaza las expectativas de desalojo del PP en las elecciones gallegas del próximo otoño", por lo que este grupo de personas hace un llamamiento a "superar las diferencias menores" de forma que "sea posible alcanzar un gran acuerdo que traiga ilusión a los gallegos".

Más allá de la coyuntura electoral, en el llamamiento se defiende la necesidad de "remover las estructuras actuales del nacionalismo" y la "organización nacionalista de nueva planta, sólida, con vocación mayoritaria, transversal y que junte a todas las personas que tienen Galicia como nación".

Para ello, este grupo insta a "todas las personas y fuerzas políticas gallegas a dar los pasos necesarios para superar el estado actual de impotencia política y dispersión para levantar una nueva alternativa que sume a todos los que aspiren a reunir una mayoría social de cambio alrededor de la idea de que Galicia sea el verdadero sujeto político".