El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, anunciará este sábado ante el Comité Federal de su partido el voto contrario de los socialistas a la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno y criticará duramente la "parálisis" del líder del PP, que vive en un "estado natural de letargo".

Esas son algunas de las ideas sobre las que girará el discurso que Sánchez pronunciará ante los 250 miembros del máximo órgano del partido entre congresos, convocados en Ferraz dos semanas después de las elecciones del pasado 26 de junio.

De hecho, Sánchez lleva todo este tiempo sin hacer declaraciones públicas, desde una breve intervención en la misma noche electoral, y su discurso de mañana, que previsiblemente será abierto a los medios de comunicación, será la primera vez que se le pueda escuchar desde entonces.

Un escenario en el que Sánchez comunicará, "de forma clara y sin ambages", la posición del grupo parlamentario socialista en la investidura de Rajoy.

Estos últimos días Sánchez ha tenido ocasión de reunirse con todos los dirigentes territoriales de su partido, para conocer su postura ante la sesión de investidura a la que quiere someterse Mariano Rajoy a finales de julio o principios de agosto.

Posición unánime

Fuentes socialistas han asegurado que la posición de todos los secretarios generales es "unánime" y que todos "sin excepción" coinciden en la necesidad de votar "no" a la investidura de Rajoy, en el caso de que éste finalmente decida presentarse, "asunto que está por ver", añaden.

Será una posición "colegiada", dicen las fuentes, porque Sánchez ha querido escuchar a todos sus "barones" para analizar la situación y así articular una postura que "cuente con todos los puntos de vista y todos los escenarios".

Durante la intervención ante sus compañeros, según han avanzado las fuentes, Sánchez criticará duramente "la parálisis" de Rajoy y el hecho de que, casi dos semanas después de las elecciones, "continúa esperando a que otros les solucionen los problemas".

Creen en Ferraz que una de las frases de Rajoy en la fallida investidura de Sánchez a comienzos de marzo -"Viene aquí sin Gobierno, sin apoyos, esperando que los demás le arreglen lo que usted no ha querido arreglar", le reprochó entonces- parece "una profecía del estado natural de letargo de Rajoy".

El PSOE ha celebrado seis comités federales en seis meses, en lo que los socialistas consideran "un ejercicio transparente de debate y análisis sin parangón con el resto de organizaciones políticas".