Francisco ha declarado su martirio tras reunirse con el prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos, el cardenal Angelo Amato: se trata de siete jóvenes de entre 20 y 28 años que eran misioneros del Sagrado Corazón.

Los misioneros muertos fueron Antonio Arribas Hortigüela, Abundio Martín Rodríguez, José Vergara Echevarría, Josep Oriol Isern Massó, Gumersindo Gómez Rodrigo, Jesús Moreno Ruiz y José del Amo del Amo.