El neumático es uno de los elementos más importantes que integran el vehículo. Es la única parte del coche que entra en contacto directo con el asfalto y cuya función es proporcionar el agarre necesario y la tracción al acelerar y frenar.

Sin embargo, el paso del tiempo y el desgaste van disminuyendo su rendimiento, lo que hace necesario una sustitución de estos para que la conducción siga siendo lo más segura posible. Precisamente por esta cuestión, preguntamos a distintos expertos para que nos expliquen si un neumático puede caducar y cómo afecta en ellos el paso del tiempo.

"No caducan, pero sí envejecen"

Ángel Pardo, jefe de Prensa de Michelin España y Portugal, declara que "los neumáticos no caducan, pero sí envejecen", a pesar de que la creencia de su caducidad "esté muy presente en la calle y sobre todo en Internet".

"Nuestra posición es la misma que ETRMA (Asociación Europea de Fabricantes de Neumáticos), es decir, que a partir de los 5 años de montaje los neumáticos deben ser revisados cada año por un especialista a fin de ver que no tenga ningún problema que pueda afectar a la seguridad (cortes, desgastes, etc) y a los 10 años desde la fecha de fabricación nuestra recomendación es cambiarlos por unos nuevos", ha señalado Pardo a 20minutos.es.

La caducidad de los neumáticos es una creencia muy presente en Internet. Por otro lado, la Asociación Nacional de Distribuidores e Importadores de Neumáticos (ADINE) indica que "no existe ninguna normativa europea ni de ámbito nacional donde se regule la caducidad de los neumáticos, ni se imponga u obligue a su cambio o sustitución cuando estos cumplan una fecha determinada. Es más, en la directiva 92/23/CEE del 31 de marzo de 1992, que establece las condiciones de homologación de los neumáticos, no figura en ningún apartado que los neumáticos tengan una fecha de caducidad o de vencimiento".

De la misma manera, ADINE informa de que existen una "serie de recomendaciones del organismo de normalización ETRTO (European Tyre and Rim Technical Organisation)", el cual es el responsable de otorgar todos los requisitos que deben cumplir los neumáticos fabricados y comercializados en la Unión Europea, a la cual se adhieren la gran mayoría de fabricantes. Estas recomendaciones señalan que después de 5 años de utilización de un neumático, es decir, desde la fecha en que han sido montados, deben ser examinados por un especialista o un profesional cualificado del neumático, por lo menos una vez al año.

El ETRTO también indica que, por precaución, a los 10 años desde la fecha de fabricación (fecha indicada en el flanco del neumático-DOT) con una combinación de cuatro dígitos (los 2 primeros dígitos indican la semana de fabricación, y los 2 últimos el año de fabricación: imagen) se recomienda la sustitución por unos neumáticos nuevos (incluidos los de repuesto), aunque el nivel de desgaste no haya llegado al límite mínimo legal permitido de 1,6 mm que establece el Reglamento General de Vehículos en su Anexo VII o los 3 mm recomendados.

¿Cómo se lee un neumático?

En el flanco de la rueda vienen todas las especificaciones técnicas que necesitamos para elegir un neumático: la marca, el modelo, sus medidas, los códigos de carga y velocidad, y la homologación.

*Click en la imagen para ampliarla.

  • Serie del neumático: relación entre la altura del flanco y la anchura de la sección del neumático. En el gráfico, la altura del flanco equivale al 55% de la anchura del neumático. Cuanto menor es la relación, más bajo es el flanco y cuanto más bajo es el flanco, mejor es la adherencia en curva (aunque la conducción es menos cómoda).
  • Estructura: hace referencia a la construcción interna del neumático. R indica que la construcción es "radial", es decir, que los cables textiles de la carcasa atraviesan el neumático de un reborde (denominado también "talón") al otro. Los neumáticos también pueden tener una estructura diagonal.
  • Índice de carga: indica la carga máxima que el neumático puede soportar cuando está inflado a la presión máxima de seguridad. En el gráfico no significa que el neumático pueda soportar 91 kilos, sino que el índice es de 91. Para saber la carga en kg correspondiente a cada índice hay que consultar una tabla de correspondencias
  • Código de velocidad: indica la velocidad máxima a la que se ha certificado que un neumático puede soportar una carga con total seguridad. Los índices de velocidad van de la M (el más bajo) a la Y (el más alto), con una excepción: la H está situada entre la U y la VR. Como en el caso del índice de carga, cada letra corresponde a un equivalente en km/h (ver gráfico arriba).

¿Qué significa la etiqueta europea para neumáticos?

Desde el 1 de noviembre de 2012, existe una nueva normativa europea que obliga a incluir una etiqueta estandarizada en todos los neumáticos fabricados después del 1 de julio de ese año. La nueva etiqueta ayuda a la hora de comprar ruedas según criterios de seguridad, ahorro y medio ambiente. Se pueden distinguir 3 criterios en la etiqueta: agarre sobre mojado, la eficiencia de combustible y el nivel de ruido exterior.

Fuente: RACE

1. Agarre sobre mojado: los valores van desde la A (mayor agarre) a la G (menor agarre). La diferencia de agarre entre el A y el G puede ser de hasta un 30% de diferencia en el agarre sobre mojado en línea recta.

2. La eficiencia de combustible: Se indican con letras, desde la A a la G, siendo la A la rueda más eficiente (menor resistencia de rodadura) y con la que menos emisiones de CO2 producirá el vehículo. Utilizar unos neumáticos de clase A representa un ahorro de más de 300 € a lo largo de la vida útil del neumático. Esta cifra va en función de un consumo medio de 8 litros/100km, con un precio de combustible de 1,50 euro/litro y una vida útil del neumático de 35.000 km.

3. Nivel de ruido exterior: Se representa con una, dos o tres ondas en la etiqueta y mide el nivel de ruido en función de los decibelios (dB). Tres ondas es el límite actual de ruido permitido (de 72 a 74 dB). Los límites en dB vienen indicados en el anexo I I, parte C, del Reglamento (CE) nº 661/2009.

Aunque exista este etiquetado, no todos los neumáticos están obligados a llevarlo: los de moto, los recauchutados, los de carreras, los de índice de velocidad menores de 80 km/h, los neumáticos con un diámetro de llanta menor a 10 pulgadas o mayor de 25 pulgadas, los neumáticos con clavos, los de reposición (Modelo - T) y los neumáticos de vehículos clásicos previstos para ser montados en vehículos matriculados por primera vez antes del 1 de octubre de 1990.

Más información sobre el reglamento del etiquetado de los neumáticos.