La normativa no obliga a llevar unas cadenas para la nieve en el coche, pero ¿qué ocurre si la carretera está nevada y la señalización te obliga a colocarlas para continuar el viaje? Tendrás que detener el coche en un lateral donde no moleste y esperar a que el quitanieves despeje el camino. ¡Una gran faena!

Para que tu movilidad no se vea afectada al conducir en invierno es recomendable llevar un juego de cadenas para nieve en el maletero del coche desde el mes de noviembre hasta el mes de marzo, aproximadamente, que son los meses con más probabilidad de nieve. Un consejo especialmente útil si frecuentas estaciones de esquí o zonas frías.

¿Me pueden multar si circulo sin cadenas?

Todos los vehículos deberán utilizar cadenas de nieve cuando la señalización así lo obligue, a excepción de aquellos que monten neumáticos de invierno con identificación M+S para circular por nieve. De seguir circulando sin cumplir esta normativa te podrán multar con 200 euros (aunque esta infracción no resta puntos). Y aparte de la multa, el riesgo que conlleva…

Los neumáticos de invierno son una buena alternativa a las cadenas, sobre todo para conductores que frecuentan zonas con temperaturas por debajo de los 7 grados centígrados, por su buen agarre ante un suelo mojado, helado y con nieve.

¿Cuándo me obligarán a utilizar cadenas de nieve?

Por lo general, suele ser obligatorio el uso de cadenas en las estaciones de esquí y sus alrededores, y siempre que hay temporal y nieve espesa. Lo recomendable es anticiparse y colocar las cadenas antes de que la capa de nieve sea demasiado alta, pero no lo hagas cuando el asfalto aún no está cubierto de nieve porque las cadenas se degradarán con más rapidez y pueden dañar el neumático y hasta las suspensiones.

¿En qué ruedas hay poner las cadenas para nieve?

Independientemente del tipo de cadenas que hayas comprado, éstas se ponen siempre en las ruedas motrices. El Reglamento General de Circulación (pág. 94) detalla que al menos se debe colocar las cadenas sobre una rueda motriz a cada lado del vehículo.

Es decir, si el vehículo es de tracción delantera, irán en las ruedas del eje delantero y si el vehículo es de propulsión, irán en el eje trasero. En el caso de los 4x4 con tracción integral lo recomendable es poner las cadenas en los cuatro neumáticos, pero como no siempre es posible disponer de dos juegos, en ese caso, hay que optar por instalarlas en las ruedas delanteras para controlar mejor la dirección.

Para colocarlas busca un lugar seguro en el que detener el coche, abrígate bien -con guantes incluidos- y sitúa los triángulos de emergencia correctamente para alertar al resto de usuarios de la vía. Si esta operación no la has hecho nunca es recomendable que antes de iniciar un viaje por zonas frías o nevadas pruebes a instalarlas previamente: te aseguramos que hacerlo la primera vez cayéndote la nieve y con frío intenso no es nada agradable. Aquí puedes ver algunos vídeos sobre cómo poner y utilizar las cadenas de nieve.

¿Cómo debo circular con las cadenas de nieve puestas?

Deberás circular con mucha suavidad, sin realizar frenadas ni acelerones bruscos y también muy despacio, a una velocidad que no supere los 50 km/h. Y no olvides quitar las cadenas en cuanto la carretera se quede despejada, por tu seguridad y la de tu vehículo, ya que puede resultar dañado.

¿Qué tipos de cadenas puedo encontrar en el mercado?

Existen una gran variedad de tipos y precios. Las más utilizadas y económicas son las cadenas metálicas (entre 19 y 50 euros), pero las cadenas de nieve textiles empiezan a cogerles terreno por su mayor facilidad de montaje y una buena relación calidad-precio (entre 30 y 100 euros). Más sofisticadas, duraderas y también más caras son las cadenas de red o cadenas compuestas (entre 70 y 95 euros) y las cadenas semiautomáticas (entre 200 y 600 euros), especialmente recomendadas para un uso frecuente.

Como solución rápida para salir airoso de una zona complicada por nieve (donde aún no es obligatorio utilizar cadenas) es aplicar un spray sobre la banda de rodadura para aumentar la adherencia de manera puntual. Es lo que se conoce como ‘cadenas líquidas’ pero no están permitidas como alternativa a las cadenas. En este vídeo del RACE puedes informarte y ver cómo se ponen cada una de las cadenas y sistemas que hay en el mercado para circular por la nieve.

Más consejos para conducir en invierno de forma segura.

NOTICIAS RELACIONADAS