A la hora de volar, la diferencia de precios actual entre clase turista y business se triplica, según datos de Trabber. No obstante, gran parte de las aerolíneas lanzan en verano ofertas para volar en primera, temporada baja para los viajes de negocios. Esta web ha comparado los precios entre clases, tanto como en corta como media y larga distancia.

En el análisis se ha encontrado que la diferencia de precios de economy a economy plus es del 119% (a diferencia del 73% del estudio del año pasado); de economy a business, un 284% (frente al 216% del pasado año); de economy a first el precio se multiplica por seis, y de economy plus a business, un 95% (el pasado año la diferencia era 92%). Es decir, los pases de primera cuestan un 284% más durante estos primeros meses del año que durante el mismo semestre del año pasado (216%).

La crisis de Qatar Airways podría hacer bajar mucho las tarifas El estudio muestra que se está produciendo una apertura al turista en la primera clase. "Compañías como Iberia están lanzando clases semi-business, o turista-Premium, con mejor oferta gastronómica y más espacios, que se está convirtiendo en la preferida de los viajeros de negocios de pymes y de los turistas más sibaritas", apunta el consejero delegado y cofundador de Trabber, Oscar Frías.

Los destinos que mejores oportunidades ofrecen a los viajeros con mayor flexibilidad de fechas se encuentran en Asia, África, Brasil o los países árabes del Golfo, según destacan. También advierten de que la crisis de Qatar Airways podría hacer bajar mucho las tarifas por haberse limitado el número de clientes potenciales.

Cómo encontrar buenos precios en primera

La empresa comparadora de precios ha enumerado algunos consejos para encontrar buenos precios en clase turista. En primer lugar, mirar vuelos con escalas puede compensar la experiencia de primera clase. Alargar la estancia en el destino (más de una semana) también puede abaratar los precios.

Ser flexible en fechas y reservar el día más barato, que según la compañía es el sábado, es otro modo de ahorrar. En Semana Santa es cuando más ofertas se ofrecen para viajar en primera clase. Además, los programas de afiliación suelen ofrecer la opción de cambiar de turista a business pagando un extra que puede ser más económico que comprar un billete en esta clase.

El uso de comparadores es otra opción para encontrar buenos precios, ya que en determinadas ocasiones se pueden encontrar incluso un poco más caros que los de clase turista. Otra de las pistas que ofrece Trabber van por el uso de tarjetas de crédito como American Express o Mastercard, que ofrecen a sus clientes preferentes acuerdos con aerolíneas para obtener descuentos.

Además, hacerse socio de un programa de fidelización con la aerolínea facilita viajes en primera clase sin coste alguno en caso de overbooking. Por último, algunas compañías ofrecen la posibilidad de subir de clase por unos cientos de euros en el momento de hacer el check-in.