Chester Bennington, cantante de la banda de rock Linkin Park, fue encontrado ahorcado este jueves en su residencia de Palos Verdes (condado de Los Ángeles), según adelantó el portal TMZ citando fuentes de las fuerzas de seguridad.

Las autoridades fueron alertadas del suceso poco después de las 09.00 horas (16.00 horas GMT). Brian Elias, jefe de operaciones de la oficina forense, reveló que la muerte de Bennington se maneja como "un posible suicidio".

Tenía 41 años y era padre de seis hijos de dos matrimonios. Su muerte ha tenido tenido lugar, precisamente, el día del cumpleaños de su amigo Chris Cornell, líder del grupo musical Soundgarden y Audioslave, que se ahorcó el pasado mes de mayo en un hotel de Detroit tras una actuación.

Cornell habría cumplido 53 años este jueves. Se suicidó colgándose en el baño, de acuerdo al primer informe forense, un procedimiento que Bennington parece haber repetido.

La carta de despedida

Bennington había dedicado una extensa carta de despedida a Cornell tras su suicidio. En la misma, declaraba su "tristeza" por haber perdido a un amigo, pero también su "gratitud" por haber compartido "algunos momentos muy especiales" con él y con su familia.

"Me inspiraste de formas que nunca podrías imaginar", aseguraba en la misiva, antes de añadir la siguiente frase: "No puedo imaginar un mundo sin ti".

Drogas, alcohol y abusos

Bennington había pasado por varios episodios de fuerte depresión. En diciembre de 2016 relató a la revista Metal Hammer la adicción a las drogas y al alcochol que había sufrido 10 años antes y las consecuencias de los abusos sexuales que padeció por parte de un amigo de la familia. Su caída se produjo justo tras cosechar un éxito mundial con los dos primeros álbumes de la banda, Hybrid Theory (2000) y Meteora (2003).

Me metía once ácidos al día, ¡tanto que me sorprende que todavía pueda hablar!"Me metía once ácidos al día, ¡tanto que me sorprende que todavía pueda hablar! Me gustaba fumar un montón de crack, tomar un poco de metanfetamina y sólo sentarme allí y alucinar. Entonces fumaba opio para bajar. Pesaba 50 kilos. Mi madre dijo que parecía que había salido de Auschwitz", confesó.

En 2006, admitió en la misma entrevista, sus propios compañeros de banda le sirvieron de apoyo para dejarlo: "Hice la elección entre dejar de beber o morir. Hablé un poco con los chicos y realmente se abrieron y me dijeron cómo se sentían. No tenía ni idea de que había sido una pesadilla". A pesar de ello, las depresiones continuaron repitiéndose a lo largo de los años.

Nuevo disco

Linkin Park se encontraba de gira presentando su séptimo disco de estudio, One More Light, después de tres años de silencio. El grupo tenía fechas programadas en EE UU y Canadá. Sus próximos conciertos están previstos en Mansfield (Massachusetts) el 27 de julio, en Flushing (Nueva York) el 28, y en Hershey (Pensilvania) el día 30.

El grupo había lanzado este mismo jueves el vídeo oficial de su último sencillo, Taking to myself.

El nuevo sonido de la banda no había gustado a todos los fans. Bennington, molesto, había despreciado las críticas y revindicado la evolución de Linkin Park desde sus primeros trabajos: "¿Por qué seguimos hablando de Hybrid Theory? Iros a la mierda".