Cuando circulamos durante muchas horas por la carretera, aunque hagamos los descansos oportunos, pueden aparecer síntomas de cansancio y somnolencia, una de las causas de accidente que existen y que se podrían evitar.

Ford está investigando sobre este tema del cansancio en la conducción y en cómo evitar que nos durmamos al volante. Por eso está desarrollando una gorra denominada SafeCap cuya función es evitar que el conductor pueda quedarse dormido y no atienda a la conducción.

Esta gorra se presentó en Fenatran 2017, una de las ferias más grandes del mercado nacional e internacional del sector del transporte y la logística de América Latina y que tuvo lugar en San Pablo, Brasil. Su objetivo es evitar que los camioneros tengan y provoquen accidentes cuando de forma involuntaria cierran los ojos tras muchas horas al volante.

Este objeto tiene un acelerómetro y un giroscopio que captan los movimientos rutinarios de los camioneros cuando conducen como mover la cabeza de izquierda a derecha para ver por los retrovisores. Un procesador analiza si los movimientos son normales o si pueden ser un síntoma de que el conductor se está durmiendo, como puede ser el caso de tener la cabeza muy alta o muy baja, sin que los ojos tengan un contacto directo con la carretera.  Cuando esto ocurre, la gorra avisa al conductor con tres tipos de alarma: sonora, lumínica y vibratoria. El siguiente vídeo está en brasileño, pero se entiende bien con las imágenes cómo funciona la gorra:

Esta gorra es una ayuda al camionero, sin embargo, debe ser un fin último. Incluso nos preguntamos si cuando alguien está realmente cansado y con mucha somnolencia este elemento sería suficiente. Además, habría que ver cuál es la comodidad de marcha: ¿y si el conductor está estirando el cuello y no dando una cabezada? ¿el camionero aguantaría todo el trayecto con la gorra puesta?¿Cuál es su efectividad? ¿cuánto distrae la luz si no estás dormido pero vibra, suena y se ilumina?

De momento, Ford está en proceso de desarrollo con este sistema de alerta, sin embargo, recordamos que como mínimo hay que parar cada dos horas o 200 km y, si estás cansado, descansa hasta que te sientas bien para conducir.