Tesla, el fabricante estadounidense de automóviles eléctricos de lujo, presentó el camión semirremolque que empezará a construir en 2018, cuyas baterías tendrán autonomía para recorrer unos 800 kilómetros.

El fundador de Tesla, Elon Musk, explicó este jueves durante la presentación del vehículo en Los Ángeles (EEUU) que el camión podrá alcanzar los 100 kilómetros en cinco segundos sin carga y en veinte segundos con el máximo peso permitido en EEUU, 36.300 kilogramos.

Musk no ha desvelado el precio de su camión ni cuándo estará en el mercado, aunque Tesla espera iniciar la producción en 2019. El camión tiene un diseño futurista, con el asiento y el volante centrados en la cabina y dos pantallas a los lados del volante. Además será semiautónomo.

Aunque Musk ha defendido que su camión será un 20% más barato por kilómetro que uno diésel, este último puede recorrer unos 1.600 kilómetros con un tanque lleno, el doble de autonomía que el vehículo de Tesla.

El camión de Tesla puede tener otros problemas en comparación a los diésel para los transportistas, como el peso de las baterías eléctricas, que reduce la carga total que pueden asumir sus camiones.

Tesla anunció a principios de octubre que en el tercer trimestre del año tan solo entregó 220 unidades de las 1.500 que tenía previstas del nuevo Model 3 debido a problemas en la producción del vehículo. El fabricante perdió 675 millones de dólares (571,6 millones de euros) en 2016 y 888,6 millones de dólares (752,3 millones de euros) en 2015.

Al final de la presentación del camión, Tesla también anunció que fabricará en 2020 un nuevo modelo Roadster.