El Departamento Técnico de Lokímica, empresa española especializada en el diseño y ejecución de programas de lucha antivectorial a nivel municipal, ha analizado los datos provenientes de quejas ciudadanas por picaduras de insectos en el período abril-octubre del año 2017, coincidiendo con la fase temporal de mayor actividad de estos organismos dañinos para la salud pública.

Derivado de este estudio se desprende que, por primera vez en la historia de una zona de la península ibérica -en concreto la costa mediterránea-, el mosquito tigre se ha posicionado como el principal insecto picador, por encima de otros más conocidos como el de las marismas o el común.

En concreto, el 59% de las quejas ciudadanas son debidas a las picaduras de dicho mosquito tigre.

En palabras del Dr. Bueno, director del departamento de I+D+i de la compañía impulsora del estudio: "Esta situación era esperable porque la llegada del mosquito tigre ha provocado un antes y un después en los programas de control de mosquitos urbanos, ya que no estábamos acostumbrados a que en nuestras ciudades hubiese una especie de mosquito tan agresiva con el ser humano y que, además, centrase su actividad en las horas diurnas, que es cuando nosotros también hacemos un mayor uso de los espacios ajardinados públicos donde estos insectos suelen anidar y refugiarse."

El segundo insecto más molesto es el mosquito de las marismasEl interés de dicho análisis radica en que se trabajan datos registrados a gran escala y derivados de la actividad de vigilancia y control de estos insectos que Lokímica S.A. ejerce en algunas de las ciudades más importantes del Mediterráneo peninsular, en las provincias de Barcelona, Castellón, Valencia, Alicante, Murcia, Almería y también en Baleares.

En segundo orden de magnitud como insecto picador más molesto en el área de estudio, podemos señalar al conocido como mosquito de las marismas (Aedes caspius), que ha protagonizado el 21% de las incidencias registradas. Por detrás se situaría el mosquito común (Culex pipiens) con un 13% de avisos, que es el típico mosquito que suele entrar en nuestras casas a picarnos por la noche mientras dormimos.