En sus inicios, los descuentos del viernes negro estaban centrados en tiendas de tecnología y ropa. Sin embargo, durante los seis años que ha tardado en asentarse en España, el Black Friday se ha convertido en una fecha clave en el calendario comercial en la que participan tiendas, grandes marcas y compañías de servicios.

Este año, eso se traduce en que, según el estudio realizado por la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) y el optimizador financiero Fintonic, nueve de cada diez empresas se sumarán en 2017 a esta campaña con acciones especiales, frente al 80% que lo hizo en 2016.

Hay marcas y establecimientos que ya han empezado esta semana a lanzar sus descuentos. Por ejemplo, Ryanair comenzó este lunes una promoción semanal con motivo del Black Friday, gracias a esta acción los clientes interesados pueden a siete días consecutivos de ofertas desde la web de la compañía. El primer día, se ofrecían descuentos de hasta el 15% en 500.000 plazas de vuelos durante el mes de diciembre y un 20% de descuento por maleta facturada.

Hay otras compañías que, sin embargo, todavía esperarán al próximo viernes 24 de noviembre para dar a conocer las ofertas que pondrán en práctica el Black Friday. Es el caso de El Corte Inglés, Media Markt o las firmas de moda de Inditex como Zara, Massimo Dutti o Women’s Secret.

En Amazon, uno de las marcas que más ha contribuido a la expansión y arraigo de esta cita en España, han ampliado este año la duración de la campaña a dos semanas (del 13 al 27 de noviembre. Es decir, hasta el ‘Cyber Monday’) y ha elevado el número de artículos con descuentos a 15.000, lo que supone el 50% más de las promociones que estuvieron disponibles en esta fecha para los usuarios en 2016.

En cualquier caso, se hayan adelantado o no los comercios a esta cita, el informe de Adigital indica que, un año más, los productos más demandados por los usuarios durante la jornada del próximo viernes serán los relacionados con la electrónica, sector en el que se prevé un incremento de ventas de hasta un 60% con respecto a cualquier otra semana del año. Le siguen la ropa y los complementos, por los que se decantaron en 2016 uno de cada tres compradores, con un gasto medio de 100 euros.