El prestigioso bioquímico y rector de la Universidad de Salamanca entre 1972 y 1979, Julio Rodríguez Villanueva, ha fallecido este martes en Salamanca a los 89 años, según han confirmado fuentes de la institución académica.

Se trata de uno de los científicos españoles más prestigiosos en el campo de la bioquímica, en el que ha desarrollado todo su labor docente e investigadora.

Nacido en Villamayor, en el concejo asturiano de Piloña, en abril de 1928, se doctoró en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid (1955) y en Bioquímica por la Universidad de Cambridge (1959) y a lo largo de su trayectoria tuvo diferentes responsabilidades académicas.

Entre 1996 y 2008 fue presidente del Jurado del Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica y en sus últimos años fue vicepresidente del Consejo Científico y Coordinador de las Actividades Científicas, de la Fundación Ramón Areces y presidente del Patronato de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid.

Durante su trayectoria académica escribió más de una docena de libros y publicó más de 300 trabajos científicos en las más prestigiosas revistas nacionales e internacionales.

En su larga trayectoria mereció la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X El Sabio (1964); el Premio Nacional de Ciencias del CSIC (1974); Premio Castilla y León de Investigación Científica y Técnica (1985); es doctor Honoris Causa por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y también Medalla de Oro de la Universidad de Salamanca.