Caviar es una empresa rusa que este 2017 ha llevado más allá el concepto de smartphone de alta gama, elevándolo a categoría de lujo. Su última creación es el iPhone X Imperial Crown, un terminal que copia el terminal de Apple y que ha sido puesto a la venta al precio de 2.400.000 rublos rusos (más de 34.700 euros), lo que le convierte en el más caro del mundo.

En la web oficial de iPhone X Imperial Crown, que no es de Apple como recuerdan desde Andro4All, se explica que este móvil de 64 GB de almacenamiento interno encarece su precio no por su software o hardware, sino por su carcasa exclusiva. En su parte trasera, de oro, cuenta con 344 diamantes y 14 grandes rubíes rojos y tiene grabados el escudo de la Federación de Rusia y la palabra Россия (Rusia).

Caviar ya fue noticia en meses pasados por lanzar una copia del iPhone con una placa solar en su parte trasera y también por lanzar su Nokia 3310 de 149000 rublos (más de 2100 euros) con las caras de Donald Trump y Vladimir Putin, conmemorando el encuentro entre ambos mandatarios en el G-20 de julio de este año.

En el caso de este iPhone X Imperial Crown se incluye también simbología, como el águila de dos cabezas, que representa sabiduría, orden y progreso.