La empresa de alimentación finlandesa Fazer ha anunciado que lanzará este viernes al mercado el primer pan con insectos comercial del mundo, un producto que aporta más proteínas que el pan tradicional.

El nuevo pan está elaborado con varios ingredientes comunes, entre ellos harina de trigo, centeno, semillas de girasol y sésamo, a los que se añade un polvo obtenido tras secar y moler unos 70 grillos domésticos "acheta domesticus).

El producto, elaborado a mano, se comercializará en Finlandia con el nombre de Sirkkaleipä (pan de grillos), aunque inicialmente solo estará disponible en once tiendas del país, ya que su producción de este tipo de insectos comestibles es aún limitada.

Fazer, uno de los mayores grupos alimenticios de Finlandia, empezó a desarrollar este tipo de pan el pasado verano, aunque tuvo que esperar hasta principios de noviembre a que las autoridades retirasen la prohibición de vender insectos para consumo humano.

"Hicimos una masa crujiente para realzar el sabor y aumentar la sensación en la boca. El resultado es nutritivo y una buena fuente de proteínas. Los insectos también contienen ácidos grasos, calcio, hierro y vitamina B12", señaló en un comunicado Juhani Sibakov, director de innovación de la empresa.

Según Sibakov, en el futuro los insectos serán un ingrediente importante en la alimentación en los países occidentales, algo que ya ocurre en muchos países de Asia, África y Latinoamérica.

"La humanidad necesita fuentes de nutrición nuevas y sostenibles. Estamos deseosos de ver qué acogida tiene nuestro nuevo pan entre los consumidores", añadió Sibakov. La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, publicó un informe en 2013 en el que abogó por aumentar el consumo de insectos como fuente de proteínas.