Es el examen "imposible". O así al menos lo definen los alumnos de secundaria de Nueva Zelanda que no han sido capaces de superarlo por la dificultad de las preguntas. Incluso los estudiantes brillantes, según informa The Guardian, terminaron abatidos y con lágrimas.

Y es que la Autoridad de Calificaciones del país recibió quejas el lunes sobre la dificultad del test. Se trata del segundo año consecutivo que el organismo es criticado por un examen de matemáticas de estas características. Tanto es así que el ministro de educación, Chris Hipkins, ha ordenado un "informe completo sobre el asunto".

"Creo que el examen era muy difícil. Me preocupa el impacto que ha tenido esto en la autoestima de los estudiantes", sostiene al diario británico una maestra del instituto Logan Park y también presidenta de la Asociación de Matemáticas de Otago.

Para ella, la sección de razonamiento geométrico fue el principal obstáculo al que se enfrentaron los alumnos. Pero, según cuenta, no solo ellos. También muchos profesores tuvieron dificultados para resolver algunas preguntas de un examen diseñado para un niño de 15 años. 

NZ Qualifications Authority Lvl 1 Math/Stats Exam 2017 by The Guardian on Scribd