Continúan las acusaciones de acoso sexual hacia Harvey Weinstein. Coincidiendo con la celebración del Día de Acción de Gracias, la actriz Uma Thurman ha apoyado la campaña #MeToo en defensa de las víctimas de agresión y acoso sexual y ha señalado directamente a Harvey Weinstein, quien considera que "no se merece una bala".

A través de su perfil de Instagram la actriz estadounidense ha expresado que se siente feliz "por estar viva", por todas las personas que quiere y "por todos los que tienen el coraje de luchar por los otros". "Recientemente dije que estaba enfadada y tengo varias razones, #yotambién, en caso de que no os hayáis dado cuenta de mi cara. Creo que es importante tomarse un tiempo, ser justa, ser exacta", afirma la actriz.

Hace unas semanas la actriz acudió al programa de televisión Access Hollywood en el que confesó sentirse "enfadada" ante el comportamiento abusivo de algunos ejecutivos de la industria del entretenimiento y expresó que quería esperar a estar más tranquila para contar "todo lo que tiene por decir".

"¡Feliz Acción de Gracias a todos! (Excepto a ti Harvey, y a tus malvados conspiradores. Me alegra que esto vaya despacio. No te mereces una bala)", expresa Thurman. El mensaje, que concluía con un "estad pendientes", estaba acompañado de una instantánea de la película Kill Bill, cinta producida por The Weinstein Company.

Además de la secuela del mítico thriller de acción en el que daba vida a Beatrix Kiddo (la Novia), Thurman ha trabajado en otras producciones de Weinstein como Pulp Fiction (1994), por la que fue nominada al Óscar a Mejor Actriz de Reparto, Beautiful Girls (1996) o Una buena receta (2015).