El cerebro del hombre envejece peor que el de las mujeres, sobre todo a partir de los 80 años, según concluye un estudio realizado por investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV), la Universitat de València (UV) y el Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia (CNRS).

Un equipo de informáticos, neurólogos y biólogos de estos tres centros han desarrollado uno de los estudios más exhaustivos realizados hasta la fecha sobre el desarrollo del cerebro humano, por cantidad de casos analizados y rango de edades evaluado, ya que abarca desde los 9 meses hasta los 95 años, según han informado las universidades valencianas en un comunicado.

La investigación, realizada con la herramienta volBrain (software desarrollado por la UPV y el CNRS), ofrece respuestas a cómo cambia el cerebro a lo largo de la vida, cuáles son los valores normales de los volúmenes de las estructuras cerebrales, y si existen diferencias en el desarrollo del cerebro entre hombres y mujeres.

Este trabajo, publicado en la revista Human Brain Mapping, establece los valores de normalidad para los volúmenes de estructuras cerebrales, ayudando así al diagnóstico neurológico, y constata, entre otras conclusiones, cómo el cerebro del hombre envejece peor que el de las mujeres.

En total se han analizado 2.944 imágenes de Resonancia Magnética de cerebros, de sujetos sanos con edades comprendidas entre los 9 meses y los 95 años, de los que 1.379 eran de mujeres y 1.565 de hombres, y las imágenes pertenecen a bases de datos públicas de nueve instituciones europeas, americanas y australianas.

En su estudio analizaron los volúmenes del hipocampo, amígdala, putamen, accumbens, globus palidus, tálamo y caudado, además del líquido cefalorraquídeo, sustancia gris y sustancia blanca.

Los resultados han permitido obtener los valores de normalidad de cada estructura cerebral para una edad y sexo determinados, y ofrecen también una herramienta de gran valor para el diagnóstico de patologías neurológicas.

"Este estudio establece un marco de referencia, ya que ante una nueva imagen de RM, el profesional médico puede cotejarla y comprobar si los diferentes volúmenes están dentro de la normalidad o si, por el contrario, detecta algún patrón asociado a una enfermedad, señala el investigador del Instituto ITACA de la Universitat Politècnica de València, Vicente Manjón.

El investigador pone como ejemplo que un volumen inferior a lo esperado del hipocampo implicaría un posible caso de alzhéimer.

Evolución del cerebro de hombres y mujeres

En el estudio se constatan también diferencias en la evolución del cerebro de los hombres y mujeres, y se ha comprobado cómo la velocidad a la que se atrofia el cerebro es mayor en los hombres que en las mujeres y envejecen peor, sobre todo a partir de los 80 años.

Además, por norma general, el hipocampo —estructura asociada a la memoria— suele tener, de manera relativa, un volumen ligeramente superior en el caso de las mujeres. "También hemos visto cómo el cerebro femenino llega a su pico de volumen más pronto que en el de los hombres, sus estructuras cerebrales maduran antes", añade el investigador del departamento de Biología Celular, Biología Funcional y Antropología Física de la Universitat de València, Enrique Lanuza.

En el caso de la sustancia blanca, gris y líquido cefalorraquídeo, no se advierten diferencias relativas significativas entre unos y otros, añade el estudio.

"Ahora integraremos los valores de normalidad obtenidos en este trabajo en volBrain, de forma que cualquier investigador pueda utilizar el sistema y saber de manera automática si la imagen que tiene del caso de estudio en cuestión está dentro de los parámetros de normalidad o, si por el contrario, advierte de una posible patología", concluye Manjón.