Un estudio publicado enScientific Reports, que ha observado a los delfines jorobados en las costas australianas durante una década, sugiere que los machos agasajan a las hembras con regalos para conquistarlas. ¿Qué regalos? Pues esponjas marinas de gran tamaño.

Las hembras no entregan regalos, solo se ha comprobado este comportamiento en machos adultos, que en ocasiones sí que ofrecen presentes a otros machos.

Los científicos también pudieron constatar que los machos con buena relación se ayudan los unos a los otros en el cortejo y para alejar a otros machos, algo que casa con el hecho de que la paternidad y cuidado de las crías es compartido.

El estudio se ha llevado a cabo en Australia a lo largo de una década, observando delfines jorobados

Ya en otro estudio previo sobre delfines de nariz de botella se constató la estrecha relación entre parejas de machos, que pasan la mayoría del tiempo juntos, jugando y regalándose muestras de afecto.

Otro interesante hallazgo es que que los machos de delfín suelen adoptar lo que los científicos han bautizado como "la pose de la banana", en la que se curvan para lucir musculatura.

Los delfines son una de las especies que mantienen relaciones sociales más complejas, algo que corrobora este informe elaborado conjuntamente por investigadores de las universidades de Zurich, Murdoch y Western Australia.