Desde hace diez años, el Centro de Investigación Glenn de la NASA realiza experimentos para desarrollar una rueda que sea capaz de aguantar todo tipo de terrenos por los que pasan sus vehículos espaciales terrestres.

La NASA tiene un espacio en su web dedicado a explicar las investigaciones que está realizando dicho centro sobre distintos prototipos de ruedas.

El origen de estas investigaciones parte de los experimentos realizados con los diseños de los neumáticos en la década de los 60 que recorrían la superficie lunar.

Por ejemplo, el Vehículo Lunar Roving, el último vehículo tripulado terrestre de la NASA que visitó la luna, utilizó cuatro ruedas grandes de malla de alambre flexible con marcos internos rígidos para evitar el exceso de deformación. Se añadieron tiras delgadas a la carcasa para mejorar la flotación en el suelo lunar.

A partir de ahí varias son las investigaciones que han intentado mejorar las ruedas de los vehículos que se están moviendo por Marte. El último prototipo que la NASA ha desarrollado se denomina 'Spring Tires'. Son ruedas fabricadas en una malla de titanio y níquel que no utilizan ningún tipo de neumático interno.

Según la NASA, con estas ruedas los rovers podrán explorar grandes regiones de superficie, hecho que actualmente no pueden hacer. Gracias a que se adaptan al terreno y no se hunden en zonas de arena, los vehículos pueden llevar más peso. Además, como estos neumáticos pueden absorber la energía de los impactos a una velocidad alta, la NASA los usará en vehículos que podrán desplazarse a más velocidad de lo que lo hacen los actuales rovers que exploran Marte.

A continuación, varios vídeos con las pruebas que le hacen a este prototipo de rueda:

1) En este caso analizan su comportamiento sobre arena y pasando por encima de una piedra:

En los dos vídeos siguientes (parte 1 y parte 2) muestran hasta qué punto se puede deformar la rueda y cómo recupera su forma original:

PARTE 1

PARTE 2

En el siguiente ejemplo, una adaptación para los vehículos de la Tierra que están desarrollando en la NASA a partir del prototipo pensado para los vehículos espaciales terrestres: