Casi 1,4 millones de mujeres trabajan en la Administración Pública en España, y mientras en la Administración Autonómica representan el 70% del total de trabajadores, en la estatal son un 30%, según el informe Las Mujeres en la Administración Pública, elaborado por ADAMS Formación en base al Boletín Estadístico de Personal al Servicio de las Administraciones Públicas de enero de 2017.

Por sectores, las mujeres destacan en Sanidad, Enseñanza no universitaria y Justicia, donde siete de cada 10 son mujeres. Mientras, en Fuerzas de Seguridad son una de cada 10 y en Instituciones Penitenciarias representan menos de tres de cada 10.

"Aunque en cómputo global más de la mitad de los empleados públicos en España son mujeres, aún existen ámbitos de amplio predominio masculino, como es la Administración Pública Estatal, donde del total de los 522.412 empleados públicos, solo hay 160.289 mujeres", ha precisado la directora de Empleo Público de ADAMS Formación, Gloria Oliveros.

Los hombres son mayoría a partir de los 50 años Esta diferencia, según precisa, está probablemente motivada por la "clara mayoría de hombres" en los efectivos de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, así como en las Fuerzas Armadas.

Por titulación, de los datos se desprende que en los Ministerios y sus áreas de actividad, los hombres son mayoría a partir de los 50 años. Por el contrario, en el grupo de menos de 50 años, el porcentaje de mujeres supera al de hombres llegando a representar el 59,79% de los puestos entre los 30 y 39 años.

Sobre todo, en Sanidad

El Ministerio con mayor representación femenina es el de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad con un 72,59% de mujeres. El que menos es el de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente con un 36,72%.

Por nivel de complemento de destino --retribución salarial que corresponde al nivel del puesto de trabajo que se desempeña o se haya consolidado--, los resultados muestran que los hombres ocupan el 61% de los puestos con el nivel máximo.

Por territorios, el informe muestra que las provincias de Álava, Teruel, Girona, Guipúzcoa, Soria y Barcelona y las comunidades autónomas de Navarra, Asturias y Cataluña son las que más proporción de mujeres tienen en el total de empleados públicos de sus territorios: 6 de cada 10 empleados públicos son mujeres. Las que menos, exceptuando Ceuta y Melilla, son Cádiz (46,23% de mujeres), a nivel provincial, y Andalucía (51,80%) a nivel autonómico.