La empresa de cereales Kellogg's ha anunciado en Reino Unido que reducirá a mediados del próximo año la cantidad de azúcar utilizada en sus tres productos para niños más vendidos en toda Europa, los cereales Coco Pops, Rice Krispies y Rice Krispies Multi-Grain Shapes, y que dejará de vender los paquetes de barritas Frosties.

Este anuncio se produce en mitad de la campaña que están realizando las empresas de alimentos para que se reduzcan los niveles de azúcar de los productos, y así contribuir a combatir la obesidad y ofrecer comida más sana. Pero, según informa la BBC, los nutricionistas consideran que la marca Kellogg's no está haciendo suficiente por contribuir a esta máxima.

"Cualquier movimiento para ayudar al público en general a tomar decisiones más saludables es bueno, pero no creo que estén yendo lo suficientemente lejos como para hacer que estos cereales sean una opción saludable por la mañana", opina Anna Robins, profesora titular de ejercicio, nutrición y salud en la Universidad de Salford.

Kellogg's no está haciendo lo suficiente para que sus cereales sean saludables

El director general de la empresa en Reino Unido, Oli Morton, reconoció que "la gente está comiendo demasiado azúcar en el desayuno y durante todo el día. Los consumidores piden una forma más sana de alimentarse por la mañana", algo que cree que conseguirá reduciendo de forma progresiva y en un 40% la cantidad de azúcar en Coco Pops.

Para principios de este año, la marca prevé disminuir un 14% de este componente, "lo que significa que de 2017 a 2018, habrá reducido a la mitad el azúcar de Coco Pops", explicaba la empresa en un comunicado. En Rice Krispies bajará un 20% y en Rice Krispies Multi-Grain Shapes reducirá un 30% por porción. Pero otros cereales azucarados de su marca, como Frosties y Crunchy Nut no cambiarán.

La doctora Anna Robins considera que con esta rebaja un niño menor de 11 años que tome los cereales Coco Pops todavía estaría consumiendo una sexta parte de los azúcares permitidos durante todo el día solo en el desayuno.