El informativo que dirige y presenta la periodista Sandra Golpe, Antena 3 Noticias 1 (15.00 h), ha logrado en noviembre su mejor resultado en siete años y se ha hecho con el liderazgo en su franja horaria, con un 15,4% de cuota de pantalla.

¿Por qué la gente elige uno u otro informativo?
Ahora mismo la gente demanda información porque estamos travesando momentos históricos e inéditos por la crisis catalana. Esa demanda es para todas las cadenas de televisión. Quiero pensar que cuando hay acontecimientos o noticias relevantes que te invitan a estar informado, Antena 3 Noticias es un referente y lo demuestra desde primera hora de la mañana con Espejo Público.

Le satisfará eso...
Estamos muy contentos de que en momentos cruciales seamos una referencia. El secreto es trabajo e ilusión y mis compañeros la tienen y estoy muy contenta por eso.

¿Vicia mirar los datos de audiencia?
Sí, la televisión es lo que tiene, que tenemos un examen diario y eso nos condiciona. Estamos muy pendientes de la audiencia porque de eso depende nuestro día a día. Es el mal de la televisión, quizá no pasa en otros medios, pero nosotros vivimos de las audiencias.

Y les da pistas...
Nos interesa saber qué informaciones son más interesantes para nuestros espectadores y cuáles no.

¿Les marcan de alguna manera?
No. Aunque nos agobien las audiencias nosotros tratamos la información con honestidad. Tenemos que contar lo que pasa en España y en el mundo. Queremos un producto que guste, que sea ameno, informar, formar y entretener, pero sin renunciar a la información del día.

¿Cómo se le imprime un estilo propio a un informativo?
Intento que nuestro espacio de noticias sea un espacio ameno, con una información rigurosa pero contada de forma cercana. Mi ambición es crear un espacio de mayor cercanía con los espectadores.

Procuramos que haya un espacio para las buenas noticias ¿Y eso cómo se hace?
Intentamos contar las cosas con menos rigidez, usando un lenguaje no te voy a decir más coloquial, pero sí cercano. Tratamos de hacer el informativo más dinámico, con muchas imágenes, que participen la mayor cantidad posible de reporteros, corresponsales...

¿Así se llega al espectador?
Sí. Y haciéndolo más social, poner de manifiesto conflictos del día a día vecinales, de pensiones, salarios... con espíritu de servicio público.

¿Es duro dar malas noticias?
Sí, es duro dar malas noticias y maravilloso cuando son buenas. Pero es de lo que se trata esta profesión, de informar.

¿Hay más de las malas que de las buenas?
Procuramos que haya un espacio para las buenas noticias y nos encantaría dar mejores noticias, pero en el mundo está pasando lo que está pasando y no podemos no contarlo. Es nuestra obligación.

Se está criticando mucho que el tema catalán ha eclipsado otras noticias importantes ¿cree que es cierto?
No, no dejamos de dar otras noticias importantes. Esta crítica sería extrapolable a otros muchísimos casos en los que de repente ha habido una gran noticia. Creo que no es una crítica acertada. Por lo menos en Antena 3 Noticias no hemos dejado de dar otras informaciones.

Los presentadores ahora no son un busto parlante, si no directores de los informativos.
Aquí todos somos periodistas y luego podemos ser presentadores, reporteros, corresponsales... Yo soy directora del informativo y la visión es la de periodista, no sólo de alguien que pone la cara. Me gustaría que la gente pensara que quien te trae la información no sólo es una presentadora, si no una profesional de la información.

Es un momento muy interesante para ser periodista...
Claro, estamos enganchados con todas las noticias que están pasando y todas las noticias sobre Cataluña. Está muy interesante y muy divertido también.

Tiene usted Twitter, ¿hasta qué punto puede dar su opinión personal?
A mí nadie me ha dicho que pueda o no tuitear lo que quiera. Mis jefes no me limitan la libertad de opinión, pero es verdad que al final eres representante de un medio de comunicación e intentas ser responsable con lo que tuiteas, aunque con libertad.
Utilizo Twitter como tantos compañeros, para dar visibilidad a nuestros contenidos, es una herramienta de trabajo. Pero también hay un espacio personal, una parcelita para eso.

¿Hay demasiados 'haters'?
Es directamente proporcional al número de seguidores que tienes. No hay que darle mayor importancia. Twitter no representa al global de los espectadores y mucho menos los haters. Es un porcentaje muy reducido.

¿Es de las que se cabrea y salta?
Son una anécdota. Todos podemos tener un día malo y picarnos, pero intento no entrar al trapo. Sólo cuando te desean la muerte, que sucede a veces. Me ha pasado a mí igual que a otros compañeros y eso es ya denunciable. Por fortuna es sólo muy de vez en cuando.

Lo que dices cuenta y tienes la responsabilidad de hacer tu trabajo bien ¿Es importante ser una todoterreno para estar en esta profesión?
Para mí es importante crecer profesionalmente. Es una carrera vocacional y poder hacer cosas como Espejo Público es un reto y un premio. Te obliga a salir de tu zona de confort, es un espacio en directo, con menos guión, público... me lo paso muy bien y es un estímulo.

¿Recuerda la primera noticia que publicó?
Sí, la recuerdo. Fue una información local en el Diario de Cádiz, sobre una residencia de ancianos que habían abierto. Al día siguiente apareció un señor preguntando por mí para decirme que ellos habían abierto también una residencia y no les habíamos nombrado.

¿Qué aprendió de aquello?
Ahí me di cuenta de la relevancia que tiene trabajar en un medio de comunicación. Lo que dices cuenta y tienes la responsabilidad de hacer tu trabajo bien, porque siempre tiene eco.

No tiene acento de Cádiz... ¿lo modera?
No, pero llevo más de la mitad de mi vida trabajando fuera de allí y en la tele desde el 96, teniendo que locutar. Ha sido una evolución inconsciente. Supongo que es lo normal, pero cuando voy a mi casa me sale el deje enseguida.

¿Tiene algún truco para el directo?
Estar siempre documentada y tener aplomo. Esa es mi ventajita, llevar muchos años y transmitir tranquilidad.

¿Tienen un plan B si algo falla?
El único truco es tener siempre el guión a mano (risas). No se trata de ser un florero, si no de manejar las informaciones. Si pasa algo se explica con calma, se asume y se sigue hablando tranquilamente.

¿Se busca a sí misma en Internet?
Al principio tenía curiosidad, pero ahora no tengo ni tiempo. No me considero un personaje público, aunque salir por la tele te de un aura especial. Pero vivo en un pueblecito a las afueras, tengo una vida austera... no me considero una persona famosa.

Su hijo es muy joven, ¿cree que para esas generaciones las redes sociales son el gran competidor de los medios informativos tradicionales?
Sí señor. Y de hecho imagino que mi hijo y los de su generación consumirán otro tipo de televisión y tendremos que ir evolucionando en informativos y en la televisión en general, es una realidad.

¿Recuerda su momento más embarazoso en directo?
Pues tengo una memoria frágil para eso... se me olvidan los chistes, pero también los malos ratos... Se me fue la luz y me quedé a oscuras una vez, alguna vez sale varias veces seguidas una información que no es, o te pilla la cámara de pie o con un ataque de risa. Son momentos surrealistas y maravillosos. En informativos, en hora punta, es sólo media horita y estás muy concentrada y es más difícil que te pase.

BIO:

Sandra Golpe nació en San Fernando (Cádiz) en 1974. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra y Master en Periodismo Audiovisual por el Instituto de Especialistas en Periodismo Audiovisual.

Sus inicios periodísticos tienen lugar en el Diario de Cádiz, rotativo con el que colabora durante sus estudios. En 1997, participa en el nacimiento de Vía Digital, realizando labores de producción y realización en el departamento de autopromociones de esta plataforma.

En 1998 trabaja como redactora, productora y reportera en la cadena COPE y compagina esta actividad con locuciones publicitarias. Meses antes de comenzar su andadura en CNN+, presenta informativos y programas musicales en Canal 7, televisión local madrileña.

En octubre de 2008 fichó por Antena 3, donde comenzó presentando los informativos matinales. Desde entonces, ha conducido las ediciones de fin de semana, la de las 21.00 horas y, en las dos últimas temporadas, la de Sobremesa, en la anterior temporada junto a María Rey y en la actual en solitario.

Además, ha asumido la conducción de Espejo público de verano (el pasado verano turnándose con Esther Vaquero) durante el periodo de descanso de Susanna Griso.