La compañía automovilística Honda utilizará un nuevo simulador de conducción de nueve grados de libertad de movimiento, a diferencia de los utilizados generalmente derivados de los simuladores de vuelo que utilizan seis accionamientos para ofrecer seis grados de libertad de movimiento, según informa la firma en un comunicado.

Honda será el primer fabricante de automóviles en utilizar este nuevo simulador de conducción, basado en la arquitectura DiM250 (Drive-in-Motion) -de la que mostramos un vídeo más abajo-, diseñado por el desarrollador de software VI-grade y, según la compañía, se trata de un simulador "único en la industria".

El nuevo simulador se instalará en el centro técnico de Honda en Offenbach (Alemania) durante el segundo semestre de 2018 y servirá de soporte para la división de Investigación y Desarrollo de Honda en Europa en el desarrollo y pruebas de vehículos de nueva generación.

"Esperamos utilizar el DiM250 principalmente para la dinámica del vehículo y la conducción. También lo vemos como una herramienta indispensable para desarrollar y probar nuestros sistemas avanzados de asistencia a la conducción (ADAS) -último vídeo de esta información-, el HMI, y las tecnologías de propulsión y de conducción autónoma en fases iniciales del proceso de diseño", ha asegurado el vicepresidente ejecutivo de Honda R&D Europa, Yasunori Oku.

La plataforma ha sido fabricada por el especialista en controles automáticos Saginomiya y, gracias a sus nueve actuadores accionados electrónicamente, es más avanzada que los diseños hexápodos convencionales. Además, el sistema completo se mueve gracias a unas almohadillas de aire deslizantes, en lugar de raíles mecánicos adicionales, que ayudan a que el simulador sea rígido, silencioso y fiable.

La integración de las aplicaciones de software en bucle y de hardware en bucle en el simulador permitirán a los diseñadores e ingenieros evaluar los avances en el ciclo de desarrollo del vehículo antes de que se construyan los prototipos físicos. También permitirá al simulador crear escenarios más exactos de posibles problemas para probar los sistemas y controles de seguridad.

"Esperamos un uso continuo y exitoso de nuestra tecnología en Honda R&D, que ayude a la compañía a desarrollar mejores automóviles en un plazo de tiempo más corto, y que nos ofrezca información valiosa para mejorar nuestros simuladores de conducción", ha señalado el director ejecutivo de VI-grade, Juergen Fett.