La Autoridad Antimonopolio italiana ha anunciado este lunes la apertura de un expediente a la aerolínea Ryanair por no informar a los usuarios sobre sus derechos en caso de cancelaciones, una medida que podría acarrear multas de hasta 5 millones de euros.

La apertura del proceso se produce después de que la compañía irlandesa no tomara las medidas enumeradas en una disposición del pasado 25 de octubre a raíz de las cancelaciones de septiembre y octubre, "en gran parte atribuibles a la organización y gestión" de Ryanair, según un comunicado del ente italiano (AGCM).

En esa disposición se instaba a "adoptar específicas medidas dirigidas a proporcionar informaciones claras, transparentes e inmediatamente accesibles sobre los derechos de los consumidores italianos" en caso de que su vuelo sea cancelado, en virtud del reglamento europeo.

Diez días después de la disposición del 25 de octubre la compañía de bajo coste "no ha comunicado la ejecución de esas medidas".  Esa actitud "se ha prolongado" incluso después de que el Tribunal Administrativo del Lacio (centro) rechazara el 22 de noviembre la petición para que suspendiera la medida presentada por Ryanair.

La AGCM subrayó que el ya iniciado "proceso de desobediencia" podrá derivar en sanciones comprendidas entre los 10.000 y los cinco millones de euros.

Según un comunicado de Rynair, "ENAC, la Autoridad de Aviación Civil italiana, ha confirmado que "no existen fundamentos para aplicar estas sanciones a Ryanair" . Esta acusación de "incumplimiento" por parte de la autoridad antimonopolio es falsa y no tiene fundamentos".