Es Eduardo Noriega (Santander, 1973) uno de los actores que en Llueven vacas (con el apoyo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad) dan vida al maltratador en una de las fases de una relación terrible que corta la respiración desde que empieza con un «Nena, llueven vacas».

Una película dirigida por Fran Arráez, sin financiación, de hecho los actores: Maribel Verdú, Peris-Mencheta, Víctor Clavijo, Laia Marrull, Secun de la Rosa, María Barranco o Mónica Regueiro, entre otros, no han cobrado y que está basada en el libro de igual título de Carlos Be.

Una historia que alguien tenía que contar y que aunque lo simplifique de modo injusto responde o al menos plantea la pregunta: ¿qué pasa antes del primer golpe?

¿Qué quieres de regalo para el día que te mueras?", le dice. Está invitándola a que muera por él¿Cómo se hace de maltratador?
Tienes que ponerte delante del espejo y mirarte sinceramente para ver qué hay de eso en ti. Hay que buscar similitudes y entrar en los abismos.

¿Si se encuentra con un hombre así?
Lo primero que haría es denunciar. Pero no tienes que ser un psicópata o un monstruo para ser un maltratador.

Eso muestra la película...
Violencia mental, luego física y final en muerte: es algo que no está tan alejado de nosotros como creemos, porque si no, no sucedería. El que pega a su mujer no es un enfermo, desgraciadamente . No habría tantos casos y sería fácil identificarlo.

¿Cómo ir a Comisaría y decir: mire, es que me llama tonta?
Claro, es que ya en la propia Comisaría sufrirías posiblemente incredulidad. Incluso un juez dirá: todos nos llamamos tontos alguna vez en la familia, entre amigos, en pareja, y no tiene por qué ser un delito. Y además el machista no se considera machista.

Ni el chulo ve que lo es...
No, y el maltratador es un machista exacerbado que lo que hace casi inconscientemente es sembrar el terreno para que cuando llegue el abuso psicológico y maltrato verbal esté todo abonado para que sea muy difícil salir de esa situación .

Incluso un juez diría: todos nos llamamos 'tontos' alguna vez ¿Es posible escapar a la reflexión ante esta historia?
El ejemplo del regalo que le hace él a ella sirve mucho, porque aunque sea para ella la verdad es que es un regalo que se hace a él. Eso sirve para pensar: igual yo también actué así alguna vez.

El maltrato psicológico es tan cruel que resulta más incómodo de ver que violencia física...
Sí, es un juego macabro, maquiavélico. "Nena, llueven vacas", dice él, y ella: "Sí, es verdad". Es un juego extremo, y te das cuenta de que ella acepta ese juego por tener la fiesta en paz. Y por ese "me voy a creer todo lo que me vayas a decir porque te amo".

¿Lo puede entender?
Él ha cosificado a su pareja, y si la cosificas, puedes hacer todo lo que quieras. ¿Cómo denuncias que se metió con tu forma de vestir?

Sin contar el final: ella le da todo lo que puede dar...
"¿Qué quieres de regalo para el día que te mueras?", le dice él. Está invitándola a que muera y lo va a hacer por amor. Es el extremo de la manipulación. Es lo máximo que puedes dar, ¿no?, tu vida.