Navarra es una de las comunidades "más sensibles" con el mercado británico, ya que sus exportaciones representan el 3,1% del total de las ventas del Estado español al Reino Unido, representando el 1,3% de la población. Así lo ha puesto de manifiesto la consejera Ollo durante su participación en la 58ª Conferencia para Asuntos Relacionados con la Unión Europea (CARUE), órgano de cooperación entre el Estado y las comunidades autónomas para la participación de éstas en los asuntos europeos, celebrada este lunes en Madrid y que ha sido presidida por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Según datos del ICEX, durante 2016 Navarra exportó bienes por valor de 602 millones de euros a Reino Unido. Por sectores, las exportaciones de Navarra se encuentran muy focalizadas en agroalimentarios y bebidas (207 millones de euros) y en productos industriales y tecnología (385 millones). De este segundo capítulo hay que destacar los 161 millones de euros de exportaciones del sector de la automoción y otros 63 millones en equipos, componentes y accesorios de automoción.

Asimismo el Gobierno de Navarra apuesta por que se adopten medidas que protejan la movilidad de las personas y sus derechos de ciudadanía, residencia, reagrupación familiar o derechos sociales en Reino Unido. En este sentido se ha unido a la petición de otras comunidades de que una vez que se adopte un acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europa, las comunidades tengan información de cómo afectará el mismo a la ciudadanía, de modo que se pueda apoyar a los residentes navarros en el Reino Unido con la mayor seguridad jurídica, ha informado el Ejecutivo foral en una nota.

Durante la reunión, el Gobierno de España ha informado a las comunidades autónomas del proceso de negociación del Brexit y de la situación actual, ante la posible firma de un acuerdo entre la Comisión Europea y Reino Unido y la próxima reunión del Consejo Europeo.

Según el Gobierno foral, la UE es el socio natural y preferente para la proyección internacional de Navarra, es el espacio en el que se define buena parte de la normativa aplicable en la Comunidad foral y en el que se adoptan decisiones que afectan a sus intereses socioeconómicos.