La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) ha incluido durante el mes de noviembre en su web 48 alertas sobre productos no alimenticios, de los que 26 son juguetes, "porque pueden generar un riesgo grave a los consumidores".

Del total de productos notificados a través de la red de alerta, la mayor parte (30) procedían de China, ha informado el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Once de los productos fueron detectados en frontera y se rechazó su importación, mientras que otros 30 fueron retirados del mercado y prohibida su comercialización.

En los 7 restantes, fue el propio fabricante quien, como obliga la normativa, comunicó a las autoridades de consumo la existencia de posibles riesgos en sus productos y adoptó las medidas necesarias para paliarlos.

El mayor número de alertas corresponde, además de a juguetes, a moda infantil y accesorios (5 productos) y equipos de protección individual (5). En el caso de juguetes, el elevado número de notificaciones responde a la especial vigilancia a que están sometidos por los servicios de inspección al estar dirigidos a una población vulnerable, precisa el Ministerio.

Además de China, 6 de los productos son de origen desconocido, 5 procedían de España, dos de Alemania y uno de Camboya, Francia, India, Italia y República de Corea.