La preocupación de los españoles por la independencia de Cataluña ha caído del segundo al cuarto puesto en el barómetro del CIS de noviembre. Un 24,6% la menciona como uno de los principales problemas frente al 29% del estudio anterior.

Esta bajada coincide con la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la convocatoria por parte del Gobierno central de unas elecciones autonómicas.

En octubre, la independencia se coló en segunda posición en la lista en pleno auge del procés, solo por detrás del paro (66,2%), que sigue líder (65,1%). Ahora, además, la superan la corrupción (31,5), que escala 3,2 puntos, y los políticos y la política, (27%), que baja medio punto.

La encuesta se realizó entre los días 1 y 15 de noviembre y a 2.482 personas; la aprobación de las medidas contempladas en el artículo 155 de la Constitución por parte del Senado se produjo el 27 de octubre.

La quinta preocupación más citada por los ciudadanos en el barómetro son los problemas de índole económica (23,4%), por delante de la sanidad (9,2%) y los de carácter social (8,7%). La lista de los diez principales problemas la completan la educación (7,5%), la calidad del empleo (5,6%) y el Gobierno y los partidos (5%). El terrorismo internacional, que en septiembre fue el quinto problema más citado, queda ahora con solo un 2,9%.

En cuanto a la situación política general en España, tres de cada cuatro consultados la califica de mala o muy mala, mientras que solo el 3,3% la ve buena o muy buena. Para la mitad de los españoles (52,6%), el panorama político es peor que hace un año, frente a un 38,8% que la ve igual. El 16,1% responde que dentro de un año, la situación política mejorará.

En cuanto a la percepción económica, son minoría (7,2%) quienes la consideran muy buena o buena, frente al 50,9% que tienen una impresión negativa y el 41,5% que la califica de regular. A la pregunta de cómo será el escenario económico dentro de un año, cuatro de cada diez (39,3%) prevé que será igual, el 22,9% piensa que empeorará y el 21% presagia que será mejor.

Participación social y voluntariado

Por otra parte, el CIS pregunta en este barómetro por cuestiones relacionadas con la participación social y el voluntariado, lo que coincide con el Día Internacional del Voluntariado.

Donar ropa o alimentos para personas necesitadas a través de una ONG o directamente son las tareas solidarias preferidas por el 57,7% de los españoles que han participado en tareas de voluntariado en el último año. Muy por detrás figuran las siguientes preferencias de los españoles: el 13% ayuda a personas sin hogar, el 12% promueve y defiende los derechos humanos y colabora con personas con discapacidad física o psíquica y el 10,7% cuida a personas enfermas.
 
De las personas que ha participado en tareas de voluntariado, cuatro de cada diez lo hicieron a través de ONG u organizaciones sin ánimo de lucro, el 25,9% mediante la Iglesia y el 16,8 % con centros de salud y hospitales, mientras que el 21% realizaron el trabajo directamente.

Entre las motivaciones que puede tener alguien para hacerse voluntario, el 42,9% considera que tiene mucha importancia sentirse útil, el 48,2% le da bastante importancia a realizar un servicio social a la comunidad y el 47,1% a hacerlo por creencias morales, mientras que el 51,1 % no le da ninguna importancia a que el voluntariado esté de moda.