La Policía de Reino Unido, junto al servicio de Inteligencia, ha frustrado un presunto complot para asesinar a la primera ministra británica, Theresa May, según informó este martes la cadena de televisión Sky News.

Las fuerzas de seguridad han señalado que el plan incluía el lanzamiento de algún tipo de artefacto explosivo improvisado contra la residencia de la jefa del Gobierno de Reino Unido en Downing Street para provocar una situación de caos y, posteriormente, acabar con la vida de May.

"Se trata del último complot terrorista que la Policía y el MI5 logran desarticular este año", indicó el periodista de Sky News Martin Brunt, que afirmó que "el jefe del MI5, Andrew Parker, [lo] ha notificado al Gobierno este martes".

"Esa es la seriedad de lo que creen que han descubierto", añadió. Asimismoexplicó que la presunta trama ha sido destapada gracias al trabajo conjunto de Scotland Yard, el MI5 y la Policía de West Midlands.

"Esto es algo en lo que han estado trabajando durante semanas, y que se ha saldado con la detención la semana pasada de dos hombres que han sido acusados de terrorismo", aseveró Brunt.

Downing Street se encuentra fuertemente protegido por efectivos armados y puertas fortificadas. Estas medidas de seguridad se introdujeron en los años 70 pero fueron incrementadas en los 80 ante la creciente amenaza del IRA y otros grupos de irlandeses republicanos.