El último estreno de Disney en colaboración con Pixar, Coco, está siendo un éxito de crítica y público en todos los sentidos salvo por una excepción: el corto que se proyecta antes de que empiece la cinta.

Como es tradición en la factoría de animación, minutos antes de que comience a emitirse Coco, Disney había preparado una pequeña película con los personajes de Frozen, uno de sus anteriores éxitos.

El corto, que protagoniza Olaf, quien intenta que Elsa y Ana se unan al espíritu navideño, ha sido polémico en redes sociales. Muchos padres que iban con los niños a ver Coco destacaban la excesiva duración del corto -casi 20 minutos-, e incluso acusaciones de racismo al colocar "personas blancas" antes de una película sobre mexicanos, como undicaba un usuario en Twitter.

El portal Mashable ha anunciado que, a partir del viernes 8, el corto será retirado de la emisión en los cines norteamericanos, pero todavía no se sabe si la decisión afectará a las salas españolas.