El actor Leonardo DiCaprio es, además de un fiel defensor de la lucha contra el cambio climático, un gran coleccionista de arte. Su última gran compra ha sido recientemente en el Art Basel de Miami.

Según informa la prensa especializada, el intérprete se ha hecho con un cuadro de Jean-Michel Basquiat que salía a la venta por 850.000 dólares. DiCaprio y su asesora en arte Lisa Schiff cerraron el trato en una reunión privada.

En concreto, el trabajo que decorará alguna de las viviendas del actor es Wire (Cable), una obra pintada en 1983, 5 años antes de su prematura muerte en Nueva York.

La colección del ganador de un Oscar es una de las más cotizadas de Hollywood y contiene obras de Dalí, Picasso o Ed Ruscha.